Las ráfagas de viento provocaron caídas de árboles y postes en el Conurbano Sur

Un fuerte temporal con ráfagas de viento que alzanzaron los 100 kilómetros por hora causaron voladuras de techos, postes y árboles caídos, cortes de energía eléctrica y de telefonía junto a daños en automóviles en zonas del conurbano, algunos barrios porteños y el centro y sur de la provincia de Buenos Aires, informaron fuentes de Defensa Civil.

Las ráfagas que empezaron a la mañana y que se intensificaron por la tarde de este sábado con vientos que alcanzaron los 100 kilómetros por hora, ocasionaron además una pronunciada bajante del Río de la Plata y cortes de tránsito en varias calles por la caída de árboles y anegamientos, detallaron los voceros.

La Municipalidad de La Plata elevó a naranja el nivel de alerta y los sectores más afectados fueron los barrios de Los Hornos, San Carlos, Villa Elvira, Villa Elisa, Melchor Romero, Abasto, sectores de City Bell y Gonnet donde se registraron cortes de luz y agua.

En tal sentido la empresa de servicios eléctricos, Edelap informó que se encuentra trabajando en las distintas zonas para recuperar el suministro a la brevedad y además puntualizó que de ser necesario pondrá en marcha un plan de ayuda de emergencia.

Por su parte, desde el municipio platense remarcaron que las ráfagas de mayor intensidad se dieron entre las 15.30 y las 17.30 y alcanzaron los 84 kilómetros.

En ese sentido el Comité de Emergencial Municipal (COEM) desplegó junto a las delegaciones un operativo de emergencia y asistencia a los barrios más afectados

En el interior bonaerense, el viento alcanzó ráfagas de 90 kilómetros en la ciudad de Mar del Plata y en Villa Gesell.

Fabían García, de la Dirección de Defensa Civil bonaerense, dijo al canal TN que hubo caída de mamposterías, árboles y carteles en varios partidos como Olavarría, Azul y Tandil.

En el conurbano, destacó que las ráfagas alcanzaron los partidos de San Miguel, José C. Paz, Moreno, Adrogué, Lanús y Carlos Spegazzini, con el mismo panorama de caída de árboles, y postes de electricidad, al tiempo que se registraron automóviles dañados por aplastamiento, sin que se registren víctimas.

En tanto en la Ciudad de Buenos Aires, se registraron caídas de arboles y cartelería en los barrios de Belgrano y Almagro, entre otros.