Escuelas de danzas piden que se les permita a los profesores ir a los estudios pero sin alumnos

Tras meses de paralización económica por la pandemia de coronavirus, las escuelas de danzas no tienen muchas expectativas de volver a abrir sus puertas en esta etapa de la cuarentena, pero sí apuestan a que se le habilite a los profesores a poder concurrir a los estudios para dictar sus clases de forma online. Además, estiman que solo el 10% del alumnado está tomando las clases lo cual repercute en una gran pérdida económica.

“No teníamos muchas expectativas para abrir después del 17. Las clases van a seguir de forma online, lo cual genera una preocupación bastante alta”, indicó Macarena Díaz, profesora de danza del estudio DM Estudio en diálogo con DiarioConurbano.com.

No obstante, explicó que se puede dar “como posibilidad de que los docentes puedan dictar las clases desde los estudios, pero sin alumnos. Eso sería muy bueno porque muchos docentes no cuentan con buena conexión de internet o no tienen el espacio adecuado en sus casas” y apuntó que “lo mismo pasa con los alumnos”.

 

En este contexto, la profesional advirtió que “la actividad se ve ampliamente perjudicada, por el tema del espacio, la música, son factores que en una primera instancia uno no se da cuenta, pero cuando se empieza a ver cada situación particular es todo un tema”.

“No tenemos expectativas de volver a abrir las puertas”, admitió y subrayó que se había presentado un protocolo por región en el cual “se planteaba que se retomen las actividades don una distancia entre alumnos de dos metros y que entre clase y clase pasen 45 minutos, y esto se planteó en una fase 5”. “En esta pseudo fase 1, no tenemos esperanza”, sentenció.

Además de las dificultades estructurales que enfrentan los docentes para poder dar las clases de forma online, también se registró una caída económica para las escuelas de danza. “Hoy solamente está tomando n 10% del alumnado las clases”, detalló.

“Somos una escuela bastante grande, teníamos 40 personas por curso y hoy un curso tiene 12. Bajo mucho la cantidad de alumnos y sobre todo por la situación económica que se vive”, expuso. Esta situación derivó en que en estos meses “muchos estudios cerraran sus puertas”.

En el caso particular de DM, Díaz resaltó que “hay algo que se tiene que es una causa muy fuerte para que la danza crezca en zona sur”, pero las complicaciones económicas y un aislamiento tan restrictivo, perjudica esta actividad.

Además, la docente advirtió que también se teme por el “postpademia”. “Para nosotros es lo más complicado por el miedo que va a tener la gente de asistir a un salón donde hay personas transpirando o bailando”, planteó.

Mientras tanto, en DM Estudio apostaron a la virtualidad y en su página www.dm-studio.com.ar las y los interesados/as se pueden suscribir a las clases o pueden abonar por clase. Además, pueden encontrarlos en Instagram @DMEstudio