Lanús: Una familia reclama la restitución de una casa usurpada hace 15 años

Desde hace 15 años una familia intenta recuperar su casa de Lanús. La dueña asegura que se lo había alquilado a un hombre que ahora no quiere abandonar el lugar a pesar de que existe una orden de desalojo desde hace varios meses. Los propietarios piden que la justicia actúe de inmediato porque en este momento están alquilando y en unos días se les vence el contrato y se quedarían en la calle. “Mi familia quiso confiar en la justicia y dejó todo en manos de la ley hace 15 años”, manifestó la nieta de la propietaria.

La propiedad está en ubicada en Pasaje Galindez al 2300, Lanús este, y pertenece a una familia que radicó la denuncia en el Juzgado Civil y Comercial N°7 de Lomas de Zamora donde según explicaron fueron favorecidos con la sentencia en primera instancia. Sin embargo, el inquilino también hizo una presentación judicial.

Ellos nos usurparon la casa en 2006. En ese momento inició el juicio y mi familia está alquilando mientras espera que se vayan, pero la casa donde están viviendo la van a vender y el 30 de octubre los desalojan”,relató Florencia, la nieta de la dueña de casa, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Ante la desesperación de quedarse en la calle con sus hijas y su madre de 87 años (dueña de la casa ocupada), hace unos días, el hijo de la mujer se presentó en el domicilio e intentó sacar a la familia del lugar.

“Casi lo llevan preso a mi papá, que hizo todo a través de la justicia, por querer sacarlos del lugar. La policía le aconsejó que haga un acuerdo con ellos hasta que puedan abandonar la casa, pero no podemos confiar en una persona que actuó de esa manera con nosotros ”, señaló Florencia.

Y continuó: “Durante estos años, mi papá se movió bastante. Fue a los tribunales, habló con el juez, pidió una cita. Después, salió la sentencia a favor nuestro, pero esta gente apeló. Siguen presentando cosas insólitas, como por ejemplo, que otra persona vivió ahí y como no la pueden notificar hace que esto se dilate. Pensamos que tienen algún tipo de contacto porque se les da lugar en todo lo que presentan y esto se demora cada vez más”.

La vivienda está ocupada por tres personas. “Es una pena esto que estamos pasando porque ahí vivía mi abuela. Mi papá se crió en ese barrio y nosotras también. Ahora la casa está deteriorada y convertida en un templo umbanda”, afirmó.

Por otro lado, explicó que las personas denunciadas manifestaron que pagaban el alquiler y cuando se les pidió que presenten el comprobante de pago “no pudieron demostrar nada”.

“Mi abuela les alquilaba la casa y ellos después dejaron de pagar y nunca más se los pudo sacar. El juicio empezó en el 2006. Hace 15 años que estamos así. Necesitamos recuperar la casa”, remarcó Florencia.