Lanús: Con buenas expectativas, las peluquerías volvieron a abrir pero trabajan al 50%

Tras meses de inactividad y reclamos para que Provincia habilite los protocolos que presentaron desde la Unión de Peluqueros de Lanús, las peluquerías volvieron a abrir sus puertas con expectativas de recuperar lo perdidos, pero con la certeza de que será difícil reactivar la actividad ya que por el momento trabajan al 50% de la capacidad.

Más de 80 peluquerías integran la Unión de Peluqueros lanusense y casi en su mayoría volvieron a trabajar. “Empecé el martes pasado con turnos programados, con mucha energía. Fue como una inauguración, ver retornar a las clientas, que volvieran a atenderse conmigo, fue un halago para mí”, manifestó Ariel Viñals, integrante de la asociación, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Empezamos con un protocolo dispuestos por la provincia de Buenos Aires que lo acatamos gran parte de los peluqueros, bajo esa normativa empezamos a trabajar prácticamente al 50% de lo que podemos producir”, indicó el peluquero.

Respecto a la primera semana de trabajo, Viñals analizó que “es un envión la semana que pasó y estas dos primeras semanas que van a pasar, se va a trabajar de forma continua, con turnos medianamente llenos”, pero subrayó que “eso no asegura que la rueda no se pueda detener y se traslade al mes siguiente”.

“Tenemos muchas expectativas de poder cumplir la necesidad del mercado que los colegas puedan atender a sus clientas y no tener tiempo libre. Son buenas las expectativas, pero la tercera semana es un interrogante”, señaló.

Sostuvo, además, que “las experiencias con colegas de otros lados que fueron habilitados con anterioridad, indican que tuvieron dos o tres semanas muy fuerte y después baja consustancialmente”. “Por ahora estamos disfrutando de la entrada de trabajo de la segunda semana”, expresó.

El protocolo que habilitó el Gobierno bonaerense no varía del que presentaron ellos hace meses, sino que existen diferencias “particularmente en la parte técnica, en los metrajes que uno puede trabajar y que indica que hay que tener 15m2 disponibles”. Un unto a destacar es que “se variaron los horarios, extendieron de 9 a 20, algo que no se espera y es un buen margen”.

“Otro punto distinto es tomar los datos a las clientes, después tomar la temperatura, lo tenemos aceitado como el proceso de la sanitización de la persona de cuando entra al salón. Lo vamos cumpliendo”, aseguró.