La venta de paco y el ajuste entre bandas rodea el crimen de una joven en Lomas

Algunos testigos no recordaron lo que vieron, otros pudieron ver muy pocos y los familiares de la víctima no aportaron nada. Sin datos, el crimen de Marylin Moyano Cornejo, de 22 años, ocurrido en enero de 2019, en el barrio Obrero de Lomas de Zamora, parece destinada al archivo. El silencio se impone en un ajuste narco que se llevó la vida de una joven de 20 balazos.

Fuentes de la investigación explicaron a DiarioConurbano.com que la causa ha tenido pocos avances porque “se acercaron muy pocos testigos que aportaron datos escasos y la familia de la víctima tampoco colaboró para avanzar sobre los responsables del hecho”.

Lo único claro es el móvil: se trató de un ajuste narco. Marylin Moyano Cornejo, según reconstruyeron los investigadores, se dedicaba a la venta de paco en la zona de Barrio Obrero y el ataque estuvo relacionado con una disputa territorial por ese negocio ilegal.

Más allá de esa certeza, los pocos aportes de testigos y la falta de interés de la familia de la víctima fortalecen una hipótesis que sobrevuela el caso: todos saben que hablar en un caso así, ante la Justicia, puede resultar peligroso.

El hecho ocurrió el 20 de enero de 2019, alrededor de las 21, en 108, entre 1 y 2, en el Barrio Obrero, en Lomas de Zamora. Allí, Marylin Moyano Cornejo, de 22 años, y su novio, Gabriel Mora, de la misma edad, fueron atacados a balazos por un grupo de personas.

“Les dispararon por lo menos 20 veces, de acuerdo a las vainas servidas encontradas”, indicaron fuentes del caso a este portal .

Todas las fuentes consultadas indicaron que la principal hipótesis del caso es un ajuste de cuentas por un tema de tráfico de drogas.

La joven murió en el lugar. Recibió un disparo en el hombro, otro en la rodilla y un tercero en una axila. En tanto, Mora resultó herido y salvó su vida milagrosamente.

La causa – caratulada “homicidio y homicidio en grado de tentativa” – se encuentra en la UFI 4 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Leonardo Kaszewski.