La producción nacional de tractores crece gracias a las inversiones al sector

No es ninguna novedad que Argentina tiene una larga trayectoria como fabricante de tractores, y es que, desde aquellos primeros modelos presentados en la década del 50, como el emblemático tractor Pampa, hasta nuestros días, han pasado ya varias generaciones que siguen poniendo a esta industria como una de las más potentes dentro del rubro de maquinaria agrícola.

Más allá de los vaivenes económicos que son de público conocimiento y que pusieron varias veces en jaque a la fabricación de maquinaria nacional, que en algún momento contó con más de 20 fábricas especializadas en tractores, el movimiento y la demanda vuelven a resurgir y a poner sobre la mesa nuevas marcas que le dan vida una vez más, a este pulmón comercial que representa el campo dentro de la industria nacional.

Sin embargo, dentro de las marcas más reconocidas, se encuentra Zanello, que sigue siendo elegida por los productores, y que hoy se encuentra nuevamente de pie a pesar de los devastadores efectos de la crisis del 2001, donde luego Pauny tomó la posta en Las Varillas, Córdoba.

Dentro del universo de la compra-venta de usados los tractores Zanello usados, representan una de las más altas demandas y definitivamente nada parece indicar que su crecimiento no siga siendo positivo. Para más información, aquí.

En la actualidad, está asociada con la empresa china YTO y con el desafío ya planteado de continuar con la producción en la provincia de Córdoba, con una inversión que asciende a los 10 millones de pesos. De todas maneras, es más que destacable el interés vigente por los tractores Zanello usados, que invaden las distintas plataformas comerciales con los modelos más tradicionales.

Es notable, más allá del crecimiento de la industria en relación a la reactivación de esta actividad necesaria para el sector, cómo el productor busca de todas formas no perder poder adquisitivo invirtiendo en el mercado de los tractores usados, siendo llamativa la creciente demanda en este sentido.

La importancia de la industria nacional

Tener una industria fortalecida alrededor del campo, es básico si se pretende seguir generando fuentes de trabajo de calidad a la altura de lo que nuestro país necesita. No sólo como parte de seguir optimizando los recursos locales, sino también porque Argentina necesita seguir moviendo la rueda de producción en favor de continuar creciendo período tras período.

Y en este sentido, la industria de maquinaria agrícola es, sin lugar a dudas, parte de este engranaje que debe seguir avanzando para estar a la altura de lo que la alta producción local demanda.

Esto no quiere decir que el mercado de los tractores usados, por ejemplo, no sigan en constante crecimiento, pero sí se espera que las marcas locales sean las que ganen en la puja dentro de las elecciones del productor.

De Argentina al mundo

Si bien la mayor cantidad de la producción local está destinada al comercio interno, definitivamente uno de los efectos directos de la reactivación de esta industria, es el comienzo sin prisa, pero sin pausa, de la exportación.

En esta misma dirección, es notable destacar que se redujo notablemente la importación de unidades de producción internacional. Los números comienzan a dar ganancias a favor de los fabricantes locales y eso definitivamente es una buena noticia y de alguna manera, justifica las actuales inversiones tanto de empresas locales como internacionales para reactivar una industria que resulta competitiva.

Cabe destacar que es necesario que los componentes de las máquinas sean también de procedencia local, o al menos en un determinado porcentaje, para así poder, entre otras cosas acceder a créditos nacionales para impulsar la producción.

En la actualidad podemos contabilizar más de 120 modelos diferentes de tractores, ofrecidos por las marcas nacionales más reconocidas. Estos están divididos en los tres diferentes tipos de potencia existente: baja, media y alta.

Si bien la empresa Pauny lidera por lejos la demanda de tractores nacionales con más de 20 modelos en el mercado, empresas como John Deere, New Holland y la anteriormente mencionada Zanello, pisan fuerte con modelos para diferentes propósitos y prometen llevar a esta industria a los niveles de producción esperables para estar a la altura del tipo de actividad que se desarrolla en nuestro país.