Lomas: La ola de calor llegó con falta de agua en distintos barrios

Varios vecinos de barrios alejadas del sector céntrico del municipio reiteraron quejas por la baja presión o falta de agua en sus hogares desde antes de Navidad, lo que se suma a las dificultades de los camiones cisternas para abastecer a aquellos que no poseen agua de red ni posibilidad de acceder a un pozo. En diálogo con DiarioConurbano.com Jorge Gómez, integrante del Foro Hídrico de Lomas de Zamora, detalló la situación que viven los habitantes de Budge, donde además en una obra hidráulica se dañó un caño principal; Fiorito y sectores aledaños.

Vecinos de Fiorito e Ingeniero Budge denunciaron en los últimos días baja presión del agua en la zona, un reclamo histórico de los vecinos de esa región de Lomas de Zamora que se ve potenciado por las condiciones climáticas al igual que en Villa Lamadrid, Villa Amelia, Villa Albertina, Centenario, Santa Marta y Villa Independencia, todos barrios que se alimentan con el sistema que proviene de Lanús en mayor medida.

Si bien desde el Foro Hídrico, Jorge Gómez le apuntó al uso en aumento lógico del fluido durante el verano, también indicó que “es insuficiente la cantidad de agua que AySA vuelca a las redes y cuando aumenta un poco el consumo pasa ésta situación”, pese a los refuerzos en el sistema que efectuaron desde la empresa recientemente.

La situación en Ingeniero Budge también se ve complejizada por la ruptura de un caño maestro en medio de una obra hídrica dirigida a la colocación de troncales debajo de la calle Cosquín. “Ayer fue una situación grave porque se entró al corte de luz hasta las 6 de la mañana y además no había agua”, explicó Gómez al tiempo que relató los precarios intentos realizados por la empresa para subsanar los problemas: “Hoy a la mañana (por este miércoles) dijeron que venían a arreglarlo pero lo ataron con goma de cámara de forma precaria”.

Al mismo tiempo, otros cientos de vecinos que viven en sectores donde no tienen acceso al agua potable o de pozo y deben recurrir al aguatero para abastecerse durante todo el año, también encuentran dificultades porque el servicio se ve colapsado, además de la inseguridad que sufren en algunos lugares específicos.

Los barrios de Campo Tongui, Gabriel Miró, 8 de Diciembre y El paredón de Fiorito son visitados dos veces por semana por el camión cisterna de la empresa, mientras que en la zona de Budge lindera a las vías la periodicidad es de tres días, martes, jueves y sábado.

Con todos los refuerzos de la red prometieron que se iba a solucionar los problemas en nuestra zona, pero solo llega lo que se derrama del centro de Lomas, Banfield y Temperley que va desde la mezcladora y las periferias están en la misma situación que hace un montón de años”, denunció en tanto el integrante del Foro Hídrico.