La familia de la maestra golpeada en Escalada: “Al ser menores no los pueden retener y quedó todo en la nada”

La maestra que fue golpeada brutalmente y asaltada en Remedios de Escalada, en julio último, se recupera luego de la operación a la que fue sometida por las múltiples fracturas. Por el hecho no hay detenidos. “Al ser menores no los pueden retener y lamentablemente quedó todo en la nada”, aseguró su hija.

“Le dieron el alta la semana pasada y ya está en casa. Ayer (por este martes) le sacaron los puntos del ojo, pero sigue con los puntos del húmero que fue donde más se golpeó, pero por suerte está bien”, contó Selva, la hija de la víctima, en diálogo con DiarioConurbano.com

Cabe recordar que según fuentes policiales uno de los atacantes, un joven de 17 años, cayó en un allanamiento en la calle Lituania al 700, a unas veinte cuadras del hecho. Al delincuente le secuestraron una bicicleta, el celular de la víctima y las ropas que llevaba en el momento del hecho.

Consultada por los sospechosos, Selva afirmó que al ser menores de edad “no pueden hacer nada”. “Uno de ellos estuvo detenido en el juzgado de menores, pero después nos enteramos que ya estaba en la calle. Al otro chico no lo encontraron. Al ser menores no los pueden retener y lamentablemente quedó todo en la nada”, relató la joven.

El hecho

El 12 de julio último cerca de las 8.30, Alejandra, de 55 años, iba en su bicicleta por Lituania y Monseñor Hladnik, en Remedios de Escalada, cuando desde atrás, le dieron un golpe que la tiró al asfalto. Cuando cayó al piso los ladrones le robaron todo y escaparon.

Las imágenes quedaron grabadas por la cámara de seguridad. Alejandra quedó tirada en el piso boca abajo, casi inconsciente. Mientras uno de los ladrones escapaba del lugar en la bicicleta de la víctima, el cómplice se quedó para revisarla y le quitó también el celular, la billetera y algunas otras pertenencias antes de alejarse corriendo del lugar.

La mujer fue trasladada al Hospital Evita de Lanús, donde ingresó con fracturas en un brazo, costillas y en el arco superciliar de uno de sus ojos, producto de la caída y los golpes que recibió.

Los vecinos de la zona reconocieron que los robos en esa zona de Remedios de Escalada son habituales, pero no con la violencia con la que atacaron a la docente.

La causa caratulada como “robo agravado y lesiones” está en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Lanús.