La Diócesis de Lomas mantendrá sus templos cerrados, a pesar de la autorización del Gobierno

Catedral Lomas

El Obispado de Lomas de Zamora informó que no abrirá sus templos, a pesar de la autorización dada por el Gobierno nacional para que las parroquias puedan abrir para la atención espiritual de forma “individual”.

En un mensaje a la diócesis de Lomas de Zamora, el obispo titular, monseñor Jorge Lugones, los obispos auxiliares y el vicario general, reconocieron que “la pandemia no ha terminado, (…) estamos en la curva ascendente de los contagios y de muertes”, y por ello, confirmaron: “Habiendo consultado al Consejo de Presbíteros vemos que aún no es tiempo para abrir nuestros templos”.

Al destacar de la Iglesia diocesana la “vida eclesial que está viva, dinámica, creativa”, monseñor Lugones, los obispos auxiliares, monseñor Jorge Torres Carbonell y monseñor Ignacio Medina, y el vicario general, Hugo Barrios, sostuvieron que “hemos de seguir caminando juntos de esta manera, seguir acompañándonos, cuidarnos unos a otros. Más teniendo en cuenta que la pandemia no ha terminado, que estamos en la curva ascendente de los contagios y de muertes”.

“Por tal motivo invitamos a toda la Diócesis a seguir caminando como hasta ahora, sin bajar los brazos, con la misma o mayor pasión y entrega. Sin aflojar en la vivencia de Iglesia doméstica en nuestros hogares, manteniéndonos firmes en la caridad especialmente para con los más vulnerables””, destacaron los religiosos.

“Habiendo consultado al Consejo de Presbíteros, vemos que aún no es tiempo para abrir nuestros templos”, decidieron.

“No poder hacerlo es quizás el ayuno más grande que hacemos en nuestra vida. Ya llegará el momento, y cuando las autoridades civiles, los profesionales de la salud y nosotros lo veamos prudente, anunciaremos la apertura, las etapas y protocolos litúrgicos y sanitarios”, finalizaron el obispo Lugones y sus obispos auxiliares.