IOMA: Vecina de Lanús denuncia que no le entregan una medicación que vale un millón de pesos

Una vecina de Lanús denuncia que la obra social IOMA no le entrega la medicación que necesita para combatir una cirrosis en fase 4 que podría producirle un cáncer de hígado. La mujer exige desde hace varios meses la autorización del medicamento que cuesta más de un millón de pesos. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Melanie, hija de la vecina lanusense, advirtió: “Estamos desesperadas la verdad porque hace cuatro meses le diagnosticaron la cirrosis y está muy avanzada. No sabemos si cuando se la entreguen va a hacer el mismo efecto que cuando la tendría que haber empezado a tomar”. 

Mabel es la mujer de 60 años que fue diagnosticada con cirrosis avanzada y que busca evitar un trasplante -una operación muy compleja- y el inicio de un cáncer de hígado. Su médico le recetó Maviret, una medicación que cuesta más de un millón de pesos, pero es la única que evitará el avance de la enfermedad.

“El médico dijo que cuanto antes lo empiece mejor, hicimos una nota asegurando la urgencia de la medicación porque la necesita para ahora pero si siguen sin responder no sabemos qué hacer”, declaró la hija de Mabel.

Cuando se confirmó el diagnóstico, la familia envió a IOMA el pedido para la autorización del medicamento junto a los estudios correspondientes. El trámite debería haber demorado 20 días como mucho ya que debía pasar por auditoría. Sin embargo, pasaron cuatro meses y no obtuvieron la autorización. 

“Pasó un mes, consultamos y no estaba autorizado. Pasaron 15 días más, no lo autorizaron tampoco. Nos piden que entreguemos unos estudios que ya enviamos varias veces y cuando informamos esto IOMA no nos responde”, aseveró. 

En este marco, la familia de Mabel le consultó al médico si había una alternativa al medicamento recetado y el profesional de la salud le advirtió que era la única droga que podría utilizar para tratar la cirrosis.

“Esto afectó mucho a mi mamá. Psicológicamente está mal, es una enfermedad que nosotros no conocemos, se siente a la deriva, hay días que está con muchas náuseas y tiene que ir a trabajar igual”, contó Melanie.

Según lo relatado, hay varios afiliados a IOMA que presentan los mismos problemas con la obra social ya sea por medicamentos que no son autorizados o prótesis que no fueron entregadas a tiempo.