IOMA tendrá su propio hospital en Temperley a fines de julio

El Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) trabaja en la recuperación de la ex Clínica Comahue, ubicada en Eva Perón (ex Pasco) 4798 de Temperley, para tener un hospital propio dedicado a la atención de sus afiliados tras la pandemia. Estaría en funcionamiento para finales de julio.

La información fue confirmada por voceros del ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, a DiarioConurbano.com, y adelantaron que para el 17 de julio se inaugurará la primera etapa del centro de salud.

Si bien en una primera etapa estará afectado a la atención de COVID-19 y contará con 83 camas en total (37 de ellas en la Unidad de Terapia Intensiva), luego será dedicado para los afiliados a la obra social, quienes tendrán preferencia en su atención, y hasta podría ampliarse al público en general.

Este lunes el centro de salud recibió la visita del ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, y del presidente del IOMA, Homero GIles, para verificar los avances de las obras de remodelación que estarían finalizadas antes de fin de julio.

La clínica recuperada, sin embargo, no pertenecerá a la obra social sino que IOMA costeará su remodelación y reequipamiento y ya tendría acordado un contrato de alquiler por tres años y medio para su explotación.

Según informó Giles a distintos medios, con la apertura de la ex Comahue el Instituto ahorraría cerca del 80% por las mismas prestaciones que actualmente paga en el sector privado, entre 10 y 15 millones de pesos mensuales; por lo que en 4 meses y medio ya recuperaría la inversión.

Una vez en funcionamiento su hospital en Temperley y tras la pandemia, IOMA atenderá allí a sus propios afiliados que deseen ir, sin estar atados a un sistema de cápitas. Asimismo no especificaron si aquellos pacientes que no estén nucleados en la obra social podrán ser asistidos tras abonar un copago o bono.

La ex Clínica Comahue cerró definitivamente a finales de 2018 luego de un nuevo intento de recuperación en abril de ese año y varias protestas por parte de un centenar de trabajadores que cumplían funciones allí por sueldos adeudados.