Vecinos de Ayolas y Azcuénaga fueron los que dieron aviso a las autoridades luego de encontrar lo que sería una granada que estaba en medio de unas cubiertas. Rápidamente, Bomberos Voluntarios y Brigada de Explosivo trabajaron en el lugar para despejar la zona y quitar el elemento.

Según informaron, un grupo de vecinos de las calles Ayolas y Azcuénaga dieron aviso 911 por la presencia de lo que parecía un peligroso artefacto explosivo dentro de unas cubiertas que se encontraban abandonadas en la vía pública.

Con celeridad se hicieron presentes en la zona una dotación de Bomberos Voluntarios de Quilmes, Policía y una cuadrilla de la brigada antiexplosivos, que desactivaron la carga.

Fuente: Data Judicial