Tras 7 meses de cuarentena, reabrirán el Alto Avellaneda y el ex Auchan

Los locales comerciales del Alto Avellaneda Shopping Mall y el Parque Avellaneda Shopping están cerca de recibir habilitación para su reapertura con protocolos por parte del municipio, confirmó el titular de SECLA, Orlando Machado. Eran los únicos centros comerciales del Conurbano Sur que permanecen cerrados pese al reclamo del sindicato.

“Abrió el Coto de Temperley, el Boulevard Shopping de Adrogué y hasta la Salada pero todavía no los de Avellaneda. Es una buena noticia que sea inminente la reapertura del Alto Avellaneda y ex Auchan”, confirmó a DiarioConurbano.com el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Lanús y Avellaneda.

En ese sentido Machado aseguró que “adoptando todos los protocolos se puede abrir porque hay mucho espacio entre local y local en los pasillos centrales” y eso permitiría diagramar estrategias como “trabajar con las puertas de los locales cerradas, no permitiendo el ingreso de clientes y entregando la mercadería en el ingreso” para así “cuidar a todos sin exponer a los trabajadores ni el público al contagio”.

La reapertura del Alto Avellaneda y Parque Avellaneda, donde si estaban operativos sus respectivos supermercados y tiendas de materiales para la construcción y el hogar, llegan luego de que se elevasen protocolos desde el municipio al Ejecutivo provincial pero fueran rechazados de forma reiterada, sin embargo ahora “cambiaron las condiciones sanitarias y por eso hubo aceptación”, indicó Machado.

El centro comercial ubicado en frente del Palacio Municipal, además, es por estos días escenario de un fuerte reclamo gremial contra la firma chilena dueña de Falabella tras comunicar el cierre de la tienda de Avellaneda en medio de un proceso de contracción que involucra sedes en todo el país y otros tantos locales de Sodimac.

Son cerca de 200 trabajadores quienes reclaman el pago correspondiente por sus despidos apoyados por el sindicato pero “la empresa hace oídos sordos a los reclamos que le hicimos” señaló Machado y remarcó que “si la empresa quiere cerrar sus puertas que lo haga” pero recordó que “está vigente la prohibición de despedir” y por eso debe “abonar indemnizaciones al 200 por ciento como prevé la ley en el país”.

“Ya que no se pueden preservar las fuentes de trabajo en Falabella y se quieren ir, que se vayan pero que paguen la indemnización como corresponde”

La situación parece no tener vuelta atrás y la reincorporación parece ser algo improbable ya que la firma “inició un proceso de retiro voluntario hace un mes diciendo que cerraban dos Falabella y dos Sodimac esgrimiendo que necesitaban reducir el personal, pero el jueves 15 pasado comunicaron la decisión de cerrar la de Avellaneda, la del DOT y San Juan capital” y por eso “evidentemente se quieren ir del país”, argumentó el secretario general de SECLA.

“Si cierran las tiendas que más venden y cierran otras tres, es porque quieren cerrar todo e irse del país. Entonces que cierren, liquiden todo y que se vayan, pero que cumplan con la legislación Argentina que está vigente”, sostuvo.

Mientras tanto, desde SECLA aguardan la confirmación de una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación junto a junto a la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) para destrabar el conflicto.