“Guillermo dio todo por la comunidad de Villa Galicia”, expresó el párroco de Nuestra Señora del Carmen

El padre Francisco Ortíz, párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, ubicada en Villa Galicia, recibió este lunes por la noche a los vecinos que reclamaban justicia por el crimen del diácono Guillermo Luquín. El sacerdote pidió rezar “para que el Gobierno no nos deje solos y podamos vivir en paz y alegría”.

Emocionado, el cura pidió “unión y fraternidad en los vecinos de Villa Galicia y todo el país”. Y recordó que “Guillermo (Luquín) dio todo por la comunidad”.

“Juntos tenemos que trabajar con los gobernantes para que se arranquen los vicios que hay en el país”, expresó Francisco Ortíz, quien luego vivó:  “¡Argentina!”.

El sacerdote recordó que la parroquia “siempre ha sido un lugar de reunión para los vecinos”, y destacó el valor de la marcha. En la misma línea, se unió al reclamo de justicia realizado por la gente.

“Mañana (por este martes) tendremos que despedir a un vecinos de Villa Galicia a quien vamos a recordar”, sostuvo el padre Francisco Ortíz, en referencia al diácono asesinado, quien ejercía en la Parroquia del Carmen.

Finalmente, el cura rezó con todos los presentes un Padre Nuestro y un Ave María. Tras lo cual, todos gritaron: “Guillermo, presente”.