Gastronómicos de Lanús criticaron las medidas “insuficientes” de Provincia para el sector

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció la semana pasada un nuevo conjunto de medidas sanitarias y aperturas tras el gran descenso de contagios de COVID-19. En el caso del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), se avanza a fase 4 y la novedad es que se tendrá en cuenta a las personas que estén vacunadas contra el coronavirus para el ingreso a lugares y actividades. Al respecto, gastronómicos criticaron que “no” queda claro el alcance del cambio de fase.

Las nuevas medidas se implementarán a partir del lunes próximo y una de ellas que más repercusión tuvo fue la ampliación del aforo en locales gastronómicos y comerciales para aquellas personas que hayan recibido al menos una dosis de la vacuna. De esta manera, los que concurran a estos establecimientos deberán mostrar el certificado de vacunación o la constancia en las aplicaciones Vacunate y Mi Argentina.

Al respecto, el titular de la Cámara de Gastronómicos de Lanús, Marcelo Gutierrez, cuestionó la implementación del pase sanitario ya que “por ahora el aforo pasaría del 50% al 70%, el 20% que se suma tiene que estar vacunado, pero no está claro quién controla eso y cómo”.

También, al pasar a fase 4, los gastronómicos están a la espera de la “extensión del horario” para intentar de a poco reponerse después de estar tantos meses cerrados o con poca entrada. Gutierrez aseguró que “al bajar los casos y estar vacunados, la gente pierde el miedo y hace que salga un poco más”.

En ese sentido, el representante de Planet Taco afirmó que en las últimas semanas Lanús tuvo más concurrencia y que pudo haber influido el factor vacunación. Pero remarcó que “julio es un buen mes para la gastronomía y siempre lo fue”, y que el incremento de personas que concurren a los polos gastronómicos está más vinculado “al aguinaldo y a las vacaciones de invierno”.

Pandemia y deudas

La gastronomía fue uno de los rubros más golpeados durante la pandemia. El hecho de que estuvieran cerrados o únicamente habilitados para realizar delivery y take away llevó la situación muy cuesta arriba dado que los ingresos eran muy limitados y no llegaban a cubrir los gastos mensuales. Gutierrez expresó que han recibido algunas ayudas del Estado nacional “pero que son insuficientes”.

Al respecto,  el empresario detalló: “Esperamos más del gobierno nacional. Hay muchas herramientas que pueden poner a disposición de un sector que fue y está tremendamente golpeado. El Repro por supuesto que ayudó, pero fue difícil de obtener para muchos. Tendría que ser como el ATP. Venimos pagando, más bien endeudándonos, en impuestos nacionales y provinciales como si nuestra actividad no estuviera restringida”.

“Entendemos la situación, pero esperamos más. Por ejemplo, un plan de financiación que incluya deudas de AFIP como cargas sociales e IVA, ya que muchos de nosotros vienen endeudados desde el 2020 con el cierre total”, apuntó el gastronómico y destacó el trabajo que se hizo desde la Cámara de Gastronómicos para conseguir la eximición de TSG y TSH de los impuestos municipales para el año 2020 y mayo-junio del 2021. “Contar con eso es un alivio”, agregó.

De cualquier manera, Gutierrez enfatizó: “Desde el gobierno provincial esperamos lo mismo. Más allá del Repro y créditos, lo que se necesita es eximición de impuestos porque estamos endeudados como nunca. Va ser muy difícil remontar esas deudas si no existen eximiciones o planes de pago de largo plazo y con tasas subsidiadas”. Para pedir por ello, los pequeños comercios conformaron una federación compuesta por cámaras de 18 municipios para presentar estas propuestas, ya que “FHEGRA no representa a las PYMES, sino a las grandes cadenas que viven una realidad totalmente distinta”.

Por Agustina Sturla