Fiorito: Docentes entregaban alimentos, una madre tenía COVID-19, y ahora están en aislamiento

Siete docentes de la Escuela Primaria 86 y la Secundaria 73 de Fiorito, en Lomas de Zamora, cumplen una cuarentena, luego de que en una entrega de bolsones de comida tomaran contacto con la madre de un alumno que a los dos días fue declarada como caso de coronavirus positivo.

Las dos escuelas comparten un edificio ubicado en Pilar y Darwin, en Fiorito. El 14 de mayo de este mes, como en otros establecimientos educativos, se realizó allí la entrega de bolsones de comida a las familias de los estudiantes.

Una gran cantidad de padres se acercó a las dos escuelas. A los dos días, las autoridades de las escuelas tomaron conocimiento que una madre que había concurrido a retirar el bolsón de alimentos había sido en el internada en el Hospital Vélez Sarsfield, en CABA, y se había determinado que era un caso de coronavirus positivo.

Desde ese momento, los docentes que participaron de la entrega de alimentos y tuvieron contacto con la mujer cumplen una cuarentena, en el marco de un protocolo establecido por la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense.

“Los y las docentes están en sus domicilios y se les hace un seguimiento diario telefónico por parte de Salud de Municipalidad de Lomas, para intervenir ante el menor síntoma compatible con COVID”, informaron desde Suteba Lomas. El gremio viene siguiendo el caso además de acompañar las entregas de alimentos.

El protocolo incluyó la sanitización del edificio de donde funcionan las escuelas, a partir de la intervención de la Dirección General de Cultura y Educación y el Municipio de Lomas.

“Planteamos que se les haga el teste de COVID a las y los compañeros para una mayor seguridad, porque estuvieron colaborando también en otras escuelas”, planteó Javier Perín, secretario general de Suteba Lomas, en diálogo con DiarioConurbano.com.

En tanto, destacó que desde el Municipio realizan desinfecciones en las escuelas y planteó que se extremen las medidas de seguridad para los docentes que realizan las entregas de bolsones de alimentos ante el crecimiento de casos de coronavirus.