Feriantes reclaman poder trabajar: “Somos los únicos haciendo un esfuerzo”

Frente a las nuevas medidas de cuidado en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), feriantes locales criticaron los impedimentos para trabajar y la falta de comunicación sobre la habilitación de ferias. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Sergio correa, delegado de los feriantes del Paseo de la Ribera Sur, en La Salada, aseguró: “Nadie nos dijo nada pero los puesteros y vecinos quieren abrir seguir abriendo porque vemos que va a pasar lo mismo que el año pasado y hay ferias por todos lados”. 

Desde la implementación de las medidas en la Provincia, algunas ferias continuaron en funcionamiento como en Olimpo y otros feriantes se preguntan si abrir o no sus puestos. Muchos vecinos decidieron instalarse  y otros esperan a que se ordene la situación. 

En este sentido, Correa explicó que no está de acuerdo con cerrar las ferias como el año pasado. “Nos parece injusto cerrar porque sentimos que somos los únicos haciendo un esfuerzo. El que más lo sufre es el carrero, el que tiene una changa, el puestero. Vemos que los casos aumentan y vemos que van a querer extender la medida” afirmó el delegado.

Durante la primera ola de coronavirus, los feriantes tuvieron que cerrar sus puestos y encontrar nuevos ingresos debido a las restricciones. Si bien Correa reconoce la crisis del sistema sanitario y el crecimiento de casos, estima que no se soluciona solo con el cierre de los puestos. 

“Tal vez esto se arregla con fase 1 por dos semanas, que no abra nada porque sino de esta manera no sirve. Pagamos unos pocos el esfuerzo, todo lo demás sigue normal de esta manera, como con las clases”, aseveró Correa.

Según lo relatado, los feriantes temen que las medidas se extiendan a partir del 30 de abril y eso repercuta en los comercios locales que ya fueron golpeados el año pasado por la pandemia. Por eso también reclaman que se realicen las ferias con protocolos como se hizo hasta el momento. 

Con respecto a la situación económica de los feriantes, Correa opinó que “el panorama es desalentador” ya que “la crisis económica hizo bajar las ventas”.

“Pienso que las ferias grandes podrían turnarse en el horario de apertura, sería lo ideal porque si no el rubro se para por completo”, advirtió.