Escuelas privadas reclaman que las clases presenciales vuelvan en toda la Provincia

Desde la Asociación de Colegios Privados de la provincia de Buenos Aires destacaron en parte la decisión del Gobierno bonaerense de que se retomen las clases presenciales en una parte de los municipios, pero reclamaron que se extienda a los 135 municipios y pidieron que la Provincia asista económicamente a los establecimientos públicos con gestión privada.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Cecilia Rodríguez, miembro de la comisión directiva de AIEPBA, resaltó “en parte las medidas que se tomaron para que se retomen las clases presenciales porque es una muestra de que se escuchó el reclamo de la gente”, pero cuestionó: “Consideramos que si bien se tomó sobre la base de mejora de indicadores sanitarios y por el avance de la cobertura e vacunación en docentes y no docentes, igual falta tener en cuenta a una gran cantidad de distritos que no van a poder volver a la presencialidad”.

“Tenemos que seguir reclamando porque estamos preparadas desde hace mucho tiempo con los protocolos necesarios y que son seguros para volver a las aulas. Las estadísticas que tenemos demuestran que los contagios no se producen en las escuelas. Ahora hay que seguir reclamando por aquellos municipios donde nov a a volver la presencialidad”, aseveró la integrante de la AIPEBA.

Indicó que en más de 60 distrito que “permanecen en fase 2” y subrayó que “son mucho aún los distritos que no están volviendo a la presencialidad total porque muchos de ellos tienen un sistema bimodal o tienen un horario reducido de cuatro horas cuando tienen una carga de jornada completa”. Además, planteó que “queda fuera un montón de contenido que hay que trabajar y no alcanza la carga horaria”.

Respecto a la situación económica de las escuelas privadas, Rodríguez advirtió que “es un tema muy difícil para todas las instituciones” al detallar que a partir de la pandemia “hubo una baja de la matrícula en todos los sentidos, en el nivel inicial fue casi nula la reposición de matrículas. La participación en las clases virtuales fue muy difícil porque se necesita sí o sí de un adulto y las familias muchas veces tienen que ir a trabajar y no hay quien se quede con los ellos. Es muy difícil el sostenimiento de una clase virtual para los más pequeños”.

Indicó que “en los niveles superiores respondieron mejor a la virtualidad, pero son adolescentes que van dejando de lado la escuela” y remarcó que “la presencialidad es lo único que lleva adelante las clases para dar todo el contenido”. Según AIEPBA, costó “muchísimo poder renovar las matrículas y ahora se perdieron mas del 50%” entre el 2020 y el 2021 y alertaron que “la recuperación de matrículas va a ser muy difícil”.

Asimismo, criticó que “la ayuda que fue dando el gobierno no alcanzó porque muchas escuelas no pudieron acceder al REPRO 2 ni a los ATP porque muchas no cumplen con los requisitos” y reiteró que le han pedido “una ayuda económica” a Provincia

“Nosotros vamos a seguir planteando que nos den una ayuda económica, sobre todo con el tema de los maternales donde más matrículas se perdieron porque los padres y madres no han podido pagar la cuota”, apuntó Rodríguez, pero alertó que a esto se sumó que “muchas familias han cambiado lo que pagaban de matrícula por los jardines rodantes que no están permitidos ni dentro de la normativa”.

Explicó que los “jardines rodantes” surgieron ante la virtualidad y que son “maestros que reúnen a diez niños en el barrio o de la comunidad, armar esos jardines rodantes, guarderías, pero no están habilitados ni bajo alguna normativa de la Dirección General de escuelas”. “Pedimos que eso se regularicen o que se cierren”, reclamó.

Frente a la pandemia, hasta el momento en toda la provincia de Buenos Aires han cerrado 65 jardines y en el último tiempo 3 escuelas.

“Nosotros vamos a seguir trabajando, no solo en la provincia de Buenos Aires sino a nivel nacional porque son muchas las provincias que están asando por esto”, concluyó.