“Es imposible pagar un alquiler, los impuestos y estar cerrados”: el drama de los salones de eventos.

La situación que atraviesan los salones de eventos y fiestas infantiles es crítica luego de la cuarentena estricta que se atravesó en 2020 y con las nuevas restricciones que se aplicaron ante el aumento de casos por la segunda ola de coronavirus.

El salón de fiestas Parada Eventos, situado en Lanús Oeste, tuvo que cerrar sus puertas abrumados por las deudas y la imposibilidad de festejar nuevos cumpleaños por los cupos reducidos debido a los protocolos.

Ariel, dueño del lugar, criticó en diálogo con DiarioConurbano.com que “es imposible pagar un alquiler, impuestos y estar cerrados”, y explicó que en el lugar entran 110 personas “pero muchas personas no querían hacer fiestas para 20”.

“El salón tiene 4 años de funcionamiento, fui empleado desde el día que se abrió y compre el fondo de comercio en enero de 2020, dos meses antes de que empiece la pandemia, en el que puse todos los ahorros de mi vida”, detalló.

El municipio de Lanús condonó deudas del año 2020 a los comerciantes afectados por las nuevas restricciones por lo que el dueño de Parada Eventos tuvo 7 meses de condonación porque había pagado hasta mayo y no le reconocen esos meses para este año.

Ariel remarcó que en estos meses le ofreció al dueño del local “pagar el 30 por ciento del alquiler y todos los impuestos”. “El dueño lo rechazo y me dijo que me quede tranquilo”, reconoció.

“Hace dos meses me pide el cincuenta por ciento del total de la deuda que ronda en los 250 mil pesos además de haber pagado todos los servicios al día y quería cobrar el mes completo de alquiler desde abril”, indicó.

El dueño del fondo de comercio del local, lamentó que “el dueño no comprendió la situación que se atravesaba” y que “le afectaba a todos los comerciantes”. “El dolor más fuerte es perder todos mis ahorros y el lugar luego de compartir 10 años de amistad con el dueño”, expresó.

Además sostuvo que “la gente vive de ventajas” y se lamentó porque el dueño del local que alquilaba “no vive económicamente de eso”, por otra parte manifestó preocupación sobre a quién le podrá vender el equipamiento del negocio “porque están todos cerrando o con muchísimas deudas”.

El dueño de Parada Eventos subrayó que el gobierno estuvo mal porque “cerraron las pymes en vez de hacer restricciones con protocolos desde el momento uno en vez de cerrar todo” porque generaron “muchos gastos para que nos dejen hacer cuatro cumpleaños y volver a restringir”.

“El gobierno estuvo equivocado pero con el diario del lunes era muy fácil, aunque  deberían haber habido restricciones y no cerrarlo del todo y controlar más todas las manifestaciones que se realizaron”, criticó.

“Fue mal manejado todo porque capaz que ahora es todo peor porque las camas están colapsadas y yo no puedo seguir perdiendo plata como lo van a seguir haciendo los que alquilan”, argumentó Ariel.