Enfrentar la crisis: un festival solidario para los merenderos, eje de la campaña electoral en Lomas

El candidato a intendente de Hay 2019 y referente del Frente Patriótico lomense, Pablo Paladino, encabezó una jornada cultural, que incluyó la participación de artistas populares como “El Maestro” Antonio Ríos, con la finalidad de reunir fondos para ayudar a merenderos de distintos puntos del populoso distrito del sur del Conurbano bonaerense. Buscan que la campaña además de presentar propuestas de gobierno tenga un efecto concreto en la vida cotidiana de los vecinos.

“Esta crisis no puede ser superada sin el trabajo colectivo y mancomunado de los vecinos y sobre todo las vecinas, que son las que día a día sostienen los merenderos para que nuestros pibes puedan comer”, destacó Paladino ante el público que, además de disfrutar del evento musical y dialogar sobre la situación de los barrios lomenses, pudo ayudar con la campaña social.

El objetivo inicial que movilizó a los organizadores fue la recolección de alimentos no perecederos para que sean repartidos en los merenderos que funcionan en los pulmones de los barrios más afectados por la crisis disparada por la falta de empleo y el derrumbe del consumo, empujados por la inflación, que llevó a niveles récord a la pobreza.

“La jornada contó con la participación de artistas locales, comida rica, juegos para los más pequeños y hasta una barra de tragos y licuados”, destacaron desde la organización del evento que se llevó a cabo en el centro gaucho “La Querencia”, espacio físico en donde Paladino y su equipo se reúnen y realizan la mayoría de sus actividades.

El cierre de la jornada realizada el domingo pasado estuvo en la voz y en la entrega en el escenario de Antonio Ríos, el maestro de la música popular y ex líder del histórico grupo Malagata, que lo llevó a la fama antes de una frondosa carrera solista.

Según detallaron, el festival se realizó con el aporte de varios espacios y organizaciones, y con la única consigna de “colaborar llevando un alimento no perecedero a voluntad, para colaborar con los merenderos de Lomas, y poder dar una mano”.

“Entendemos que con organización se pueden lograr grandes cosas, y que todo se paga cuando uno ve las sonrisas de los niños jugando y los abuelos disfrutando. Fue una jornada espectacular, y ya queremos repetirla”, comentó Paola, colaboradora del evento y vecina del lugar.