En Villa Jardín sufren reiterados cortes de luz desde hace dos meses

Los vecinos del barrio Villa Jardín, ubicado en el distrito de Lanús, llevan dos meses con reiterados cortes de luz debido a que Edesur no coloca los transformadores necesarios y desde el Municipio resuelven temporalmente el problema hasta que vuelve a cortarse la luz al poco tiempo.

Alfredo Verti, vecino de Villa Jardín, aseguró que la falta de luz “no tiene solución duradera” y que si “el problema lo arreglan a la mañana, a la noche vuelve a cortarse”. “El verdadero problema es que todo el tendido eléctrico ya no alcanza para abastecer la necesidad del barrio y la solución fue venir a cambiar un tramo del cable que duró dos días”, aseveró Verti.

Los cortes que antes se daban por sectores dentro del barrio, en la actualidad son simultáneos. Es decir, que la gran mayoría de los vecinos de Villa Jardín no tiene luz porque Edesur no quiere colocar los transformadores al excusarse que es una “zona roja”.  En este sentido, Verti explicó: “No hay solución definitiva sino parches de la Municipalidad que duran un día, en algunos casos duró seis horas y se volvió a cortar”.

Además planteó que durante el invierno las casas prenden sus estufas y hay más demanda de luz y los cables se han llegado a prender fuego. “La solución tiene que ser un proyecto más amplio y el Municipio dice que por ahora puede ayudarnos con parches”, aseguró el vecino de Villa Jardín que lleva dos semanas sin luz.

También resaltó que “antes capaz eran dos sectores los afectados” pero ahora está todo el barrio con cortes de luz.

Muchos vecinos planean llevar a cabo una movilización hacia el Concejo Deliberante lanusense para reclamar por la problemática que sufre el barrio de Villa Jardín. “No es grato estar con frío y sin luz. Al estar al lado del Riachuelo muchos chicos necesitan nebulización y tener oxígeno. En esta situación no se puede”, manifestó Verti.

Con respecto a la urbanización de Villa Jardín se mantuvieron reuniones con el Municipios y se les informó que los vecinos tienen un problema grave con el servicio de luz. Sin embargo, todavía no está previsto realizar una obra mayor sobre el barrio.

A su vez, en Villa Jardín no se cambian los medidores de luz del interior del barrio. “Sólo bajaron los de las casas que dan a calle, pero no quisieron entrar a los pasillos”, sostuvo Verti.

Esta problemática es desde hace años pero los vecinos notaron que se incrementaron los cortes en estos últimos meses. “Mientras no haya un arreglo general, seguimos viviendo de parche en parche”, afirmó Verti.