En el Hospital de Presidente Perón de Avellaneda tienen una ocupación del 80 por ciento

El director del Hospital Interzonal General de Agudos “Presidente Perón” de Avellaneda, Alejandro Oleiro, subrayó que el 80 por ciento de las camas de terapia intensiva están ocupadas y que las áreas que componen el lugar presentan 17 casos positivos de coronavirus.

Oleiro remarcó que a diferencia del año pasado, “no ven una población tan añosa” ya que los pacientes que requieren camas de terapia rondan los 70 años y los que necesitan una cama de clínica tienen en promedio 60 años. “Hay un gran predominio de hisopados positivos en la gente joven”, aseguró.

En diálogo con DiarioConurbano.com, enfatizó que “se hacía imprescindible que se apliquen nuevas restricciones y que deberían evaluarse bien los resultados para saber si hay que profundizarlas” porque en líneas generales “se perdieron pautas de cuidados y de control”.

“La gente le ha perdido un poco el miedo y se ha acostumbrado, equivocadamente, a convivir con el virus y uno piensa que ha bajado los brazos en algunos aspectos pero es imprescindible que se vuelva a levantar los brazos porque hasta que no podamos vacunar a toda la población susceptible, las medidas de distanciamiento, y los cuidados son fundamentales”, puntualizó Oleiro.

El director del hospital de Agudos de Avellaneda, destacó que “con estas restricciones disminuyeron las demandas internas no covid por los turnos que habitualmente se dan” aunque deberán  “esperar varios días para ver el efecto verdadero”.  “Es fundamental hacer cesar al mínimo la circulación para evitar que sigan estas tasas de contagio tan elevadas”, sostuvo.

Con respecto al plan de vacunación, Oleiro resaltó que “aproximadamente 300 personas por día” se vacunan en el hospital, y que “el 80 por ciento de los inscriptos se presentan” y al porcentaje restante “lo recuperan en los días posteriores asignándoles otro turno”.

“La vacuna es una pieza fundamental en esta lucha contra el covid, lo que conocemos de otros hospitales es que la respuesta es bastante similar y vemos a la gente feliz cuando se vacunan”, indicó.

Oleiro reconoció que “muchos de los vacunados cambiaron de opinión con respecto a la información que tenían sobre las vacunas” y que en líneas generales “ahora prefieren aplicarse la Sputnik V”.