“El problema sigue existiendo porque nos siguen matando por ser mujeres”

En el marco del sexto Ni una Menos, la agrupación Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa) exige que se declare la emergencia nacional por violencia de género ya que consideran que la cantidad de víctimas sigue siendo la misma que hace seis años atrás. Según su informe, desde el 1 de enero hasta el 30 de mayo se registraron 32 femicidios y 52 intentos de femicidios en la Provincia de Buenos Aires.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Jessica Benítez, integrante de la Mesa Provincial de Mumalá, manifestó: “Si bien hubo un gran avance en los debates que nos dimos, el problema sigue existiendo porque nos siguen matando por ser mujeres”.

Desde MuMaLá exigen que se declare la emergencia con el fin de que se destine mayor presupuesto, que haya una ayuda económica para las personas que sufrieron violencia, que se les garantice un patrocinio gratuito en las causas, que se elabore un registro único de situaciones de violencia y un protocolo de seguimiento para policías que hayan sido denunciados por violencia de género.

En este sentido, Benítez explicó que “el Estado falla en un montón de situaciones” y no “está presente”. “Las leyes y los recursos están pero no se destinan correctamente y falta mucho. En esta sociedad ser mujer todavía es un factor que nos pone en peligro, que nos obliga a no querer salir de noche por miedo”, aseveró. 

Según lo relatado, presentaron un pedido solicitando mayor presupuesto para asistencia integral en estados locales, un plan de viviendas, asistencia económica para mujeres que buscan salir de su casa en la que convive con el denunciado, mayor monitoreo para los agresores, plena aplicación de la ley Micaela y de la ley sobre Educación Sexual Integral. 

“Nuestros reclamos se condicen con lo que vemos en nuestro trabajo territorial. Muchas mujeres no tienen a donde ir cuando se quieren separar de sus parejas y la ayuda económica es limitada, y eso limita su libertad, su posibilidad de salir del círculo de violencia”, aseveró Benítez. 

El Observatorio de Mumalá registró que de la totalidad de los femicidios perpetrados en Provincia de Buenos Aires, el 41% fueron con armas blancas, el 28% con armas de fuego. Mientras el 41% estaba en un vínculo amoroso con su agresor, el 22% era un conocido, es decir que los femicidios son perpetrados por personas consideradas “de confianza”. 

Los distritos con mayor cantidad de casos son Mar del Plata, Lanús, Campana, La Matanza, San Miguel, Malvinas Argentinas y General Rodríguez.