El obispo Lugones alertó sobre “basurales terribles” en la ribera de Lomas

El obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones, presentó en la universidad del distrito su libro "Una tierra habitable para todos", recopilación de enseñanzas y reflexiones multidisciplinarias sobre la problemática ambiental.

En la presentación, el prelado hizo una crítica al cuidado del medio ambiente en algunas zonas de Lomas. “En la ribera de Lomas hay basurales terribles donde llegan camionetas que siguen tirando basura y nadie dice nada. Tenemos que hacer docencia y generar conciencia", afirmó.

En tanto, explicó que el objetivo del libro es "despertar conciencia" entre los hombres sobre la conversión ecológica y la "concientización" sobre el cuidado del medioambiente.

Monseñor Lugones estuvo acompañado por su obispo auxiliar, monseñor Jorge Vázquez, el sacerdote carmelita Eduardo Agosta Scarel y el rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ), Diego Molea.

"La primera parte del libro aborda el tema de la tierra en la Biblia, donde el hombre aparece como un administrador y no como el dueño absoluto", manifestó.

En la segunda, "a partir del aporte de diferentes especialistas, se recorren los temas de la biodiversidad, la biotecnología, el cuidado de la tierra, el calentamiento global, las legislaciones sobre la tierra y el problema del agua".

"Al final se ofrecen métodos para el cuidado de la tierra con el objetivo de que se trabaje en los establecimientos educativos", manifestó el obispo.

"El cuidado de la tierra es una responsabilidad para todos así como la tierra es de todos los ciudadanos. Nosotros no queremos ser apocalípticos pero nada bueno puede resultar de los basurales a cielo abierto que tenemos en la zona y no nos hacemos cargo, vemos que en la ribera de Lomas hay basurales terribles donde llegan camionetas que siguen tirando basura y nadie dice nada. Tenemos que hacer docencia y generar conciencia", añadió.

La publicación se inicia con un prólogo escrito por el obispo de Gualeguaychú y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano