El Obispado de Lomas cruzó al Gobierno por la construcción de una catedral en Canning

La iniciativa había sido anunciada por el Ministerio de Planificación Federal, que había asignado 30 millones de pesos para la construcción de ese templo. La curia lomense salió al cruce de la iniciativa. "Nunca se nos ha comunicado oficialmente sobre una obra que implica semejante erogación de dinero por parte del Estado", señaló en un comunicado.

El Obispado de Lomas de Zamora aseguró hoy que "no avala" la construcción de una "catedral" en Canning, partido de Ezeiza, y negó que apoye la obra a cuya finalización el Poder Ejecutivo nacional destinó más de 30 millones de pesos.

"Este Obispado se ve obligado a desmentir que se vaya a construir 'una catedral' y mucho menos con nuestro aval", subrayó en un comunicado difundido por la agencia católica AICA.

"Nunca se nos ha comunicado oficialmente sobre una obra que implica semejante erogación de dinero por parte del Estado", agregó.

Según se publicó en la página web del Ministerio de Planificación Federal, Julio De Vido, recorrió el pasado 16 de abril la obra en la localidad de Canning, partido bonaerense de Ezeiza.

Allí, el funcionario entregó la "no objeción técnica" para la finalización de la iglesia San Agustín, ubicada en el centro del predio donde se construirán viviendas del Programa Nacional PRO.CRE.AR.

"La iglesia, que será construida gracias a una inversión nacional superior a los 30 millones de pesos, estará ubicada próxima a la plaza central", confirmó un parte de prensa de esa fecha publicado en la página web del Ministerio.

Fuentes eclesiásticas dijeron que el obispado de Lomas de Zamora, a cargo del obispo jesuita Jorge Lugones, "ya tiene catedral" y no planea mudarla "bajo ningún concepto".

Asimismo, reiteró que "no fue informada" de la intención municipal y nacional de construir un templo de tales características en esa jurisdicción eclesiástica.

Las obras para el templo comenzaron a realizarse durante la gestión del entonces jefe comunal, Alejandro Granados, hoy de licencia por su cargo de ministro de Seguridad bonaerense.

El aporte del Poder Ejecutivo permitirá terminar la obra que, desde el punto de vista arquitectónico, "ha sido concebida recreando la imagen de una iglesia típica de la provincia de Buenos Aires, con una tipología de la planta en cruz latina", destacó la cartera a cargo de De Vido en su página web.

"La nave principal de la iglesia será de 17 metros de ancho por 35 metros de largo sumando, junto a las dos capillas a construir en el transepto, 850 metros cuadrados. Con capacidad para 650 personas sentadas, esta iglesia contará además con un espacio lateral donde se podrá dar misa al aire libre, favoreciendo la interacción con la plaza principal", agregó el Ministerio.