El Gandulfo realizó el primer procedimiento con láser para la retinopatía en prematuros

El Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora realizó el primer procedimiento con láser para el tratamiento de la retinopatía del prematuro (ROP), una enfermedad que comienza durante los primeros días de vida y puede causar ceguera en cuestión de semanas. Antes, los bebés de esa región que precisaban ser asistidos por esta enfermedad eran trasladados al Hospital Garrahan, de Capital Federal.

Este primera operación en el Gandulfo se realizó gracias a la integración de la Neonatología con la red ROP de la región sanitaria VI, que hace posible que sean los profesionales quienes se trasladan con el equipamiento láser, y no el paciente. De esta manera, el bebé se mantiene siempre en la misma incubadora, sin siquiera dirigirse al quirófano central.

“Esta unión fue muy beneficiosa para nosotros, porque los equipos que intervienen en este tipo de patología se encuentran en centros de alta complejidad, como el Garrahan o el hospital de Niños de La Plata, y nuestros pacientes no están en condiciones de trasladarse sin que esto les condicione su vida”, expresó la jefa de Neonatología del Gandulfo, Graciela Pepe.

El enlace con este equipo regional se realiza a través del médico oftalmólogo Damián Rey, quién efectúa regularmente los diagnósticos en el servicio de Neonatología y, frente a la confirmación de retinopatía,  se contacta con la red ROP, integrada por la Gabriela Saidman y Guillermo Monteoliva, ambos del hospital “Evita Pueblo” de Berazategui.

“El avance de la ciencia y la técnica neonatal han logrado la sobrevida de bebés prematuros con muy bajo peso al nacer, ahora trabajamos para mejorar la calidad de vida que puede tener este bebé”, manifestó la neonatóloga, Graciela Pepe. Por lo tanto, la especialista agregó que “el diagnóstico y tratamiento oportuno de las secuelas por esa condición es una preocupación permanente, porque un bebé prematuro tiene una alta probabilidad de padecer una retinopatía”.

Esta enfermedad se produce por el desarrollo anormal de los vasos sanguíneos en la retina, y su incidencia en bebés pretérmino, con un peso igual o inferior a los 1.500 gramos es del 26%. En los que tienen un peso inferior a 1000 gramos se eleva a un 66%.

De este forma, los prematuros permanecen en su lugar de internación y una vez dados de alta continúan sus controles médicos en el mismo hospital dónde fueron asistidos.

El equipo ROP de la región sanitaria VI está conformado por médicos oftalmólogos que efectúan, desde este año, los procedimientos en establecimientos sanitarios que componen la zona.