El estado de salud de Insaurralde: Fiebre, dolor corporal pero con buen ánimo

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, está “de buen ánimo” y padece el “malestar típico” que causa el coronavirus, mientras continúa internado en el Hospital Municipal de Llavallol, según dijeron allegados al funcionario.

“Tiene el malestar físico típico de la enfermedad: fiebre, pérdida de gusto y dolor corporal, pero ayer pasó una mejor noche y todos tenemos la expectativa de que siga mejorando”, precisó el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, coincidió, en declaraciones a esta agencia, que Insaurralde “está de buen ánimo” y que, si bien todavía presenta fiebre, con dosis de paracetamol, “está controlada” la temperatura.

Otermín, que además de ser un estrecho colaborador del jefe comunal es su amigo personal, detalló que el intendente “está super cuidado en el Hospital Municipal de Llavallol, que es un hospital público construido por el Municipio de Lomas” y agregó que, “a medida que baje la fiebre se evaluará que continúe la recuperación en su casa”.

Además, resaltó que Insaurralde, al haber padecido una enfermedad oncológica, es considerado un “paciente de riesgo” y, por ese motivo, “se decidió la internación preventiva”.

“Está al tanto de todo, muy pendiente de la gestión y recibiendo todo el tiempo el amor de su familia y también de los vecinos y vecinas de Lomas de Zamora, que lo adoran”, declaró.

El viernes pasado, Insaurralde confirmó -a través de las redes sociales-, que había dado positivo en una prueba de coronavirus y poco después, por recomendación de su médico, fue internado en el hospital municipal de esa localidad bonaerense.

Su esposa, la animadora Jessica Cirio, también fue testada, pero obtuvo resultado negativo. No obstante, guarda cuarentena junto a su hija Cloe por ser contacto directo del intendente.

El domingo, el jefe comunal contó en un video que sentía “cansancio, fiebre y dolor muscular”, pero dijo que en líneas generales “está bien”.

El intendente de Lomas pidió a la gente “que se queden en casa, que se laven las manos, que hagan distanciamiento social” para evitar el contagio, ya que “la curva en este momento es la más peligrosa y el virus está circulando por todo el AMBA”.