El dolor de los vecinos por las muertes en el derrumbe de Villa Centenario

“Una desgracia lo que pasó, muy triste todo”, expresó Camila, una joven que vive a la vuelta de la casa que se derrumbó en la madrugada de este martes en la localidad de Villa Centenario, en Lomas de Zamora. Las víctimas fatales tenían 27 y 64 años y hacía más más de veinte que vivían en el barrio.

Los vecinos de las dos mujeres de 27 y 64 años que fallecieron al derrumbarse esta madrugada una casa ubicada sobre la calle Paris al 1300, a la altura de Pio Baroja, en la localidad de Villa Centenario, continúan conmovidos por la muerte de sus vecinas.

“Es una desgracia lo que pasó. Vivo a la vuelta de la casa que se derrumbó. Lo que sé es que la familia estaba construyendo y la base de la casa no estaba bien, por eso se derrumbó”, explicó Camila, en diálogo con DiarioConurbano.com.

El derrumbe ocurrió cerca de las 4 de la mañana. Los vecinos escucharon un estruendo y llamaron a la Policía y a los bomberos. Cuando los bomberos llegaron e iniciaron los primeros trabajos en el lugar encontraron entre los escombros el cuerpo de las dos mujeres identificadas como: Graciela Perchante, de 64 años, y Natalia Soledad Silva, de 27. Los bomberos pudieron rescatar a parte de la familia, entre ellos al hijo de la mujer, a su esposa y un nene de 12 años que estaban durmiendo en el primer piso.

“Escuché a los bomberos y a la ambulancia tipo cuatro de la mañana. Dicen que Graciela, la dueña de la casa, estaba arriba cuando se derrumbó todo. La encontró el hijo entre los escombros. No pudieron hacer nada, cuando la encontraron ya estaban muerta”, contó Camila.

Según el relato de la vecina, la familia hace más de 20 años que vive en el barrio. “Sabemos que un nene de 12 años también estaba entre los heridos, creo que son los que vivían arriba, porque Graciela y su hija vivían en la planta baja”, comentó la joven.

Los vecinos contaron que la dueña de casa tenía siete hijos, dos de ellos vivían con ella en el lugar que se desmoronó este martes. Trabajaron al menos siete dotaciones de Bomberos. Aparentemente, según las pericias preliminares el derrumbe habría sido consecuencia de un problema estructural ya que la familia venía ampliando la construcción. La casa estaba compuesta de tres plantas.

Además de la dotación de bomberos trabajó en el caso la comisaría séptima de Villa Centenario y la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal  Leonardo Kaszewski.