El 25% de las donaciones de plasma de la provincia se origina en Almirante Brown

El Municipio de Almirante Brown, a través del programa Causa Común y en coordinación con el Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires, profundiza su trabajo en la búsqueda de pacientes recuperados de Covid-19, ubicándose a la vanguardia en materia de donación de plasma en toda la Provincia de Buenos Aires.

Desde la Comuna que encabeza el intendente Mariano Cascallares destacaron que gracias al trabajo que se viene realizando, considerando la campaña de donación de plasma como política pública municipal, el 25 por ciento del plasma utilizado hasta el mes de septiembre por el sistema de salud público bonaerense fue originado en las colectas de Almirante Brown.

En este sentido, explicaron que ya se contactaron a más de 11.000 vecinos y vecinas recuperados de Covid-19, un proceso que permitió desglosar que más de 1.400 pacientes que transitaron la enfermedad reúnen las condiciones para ser donante de este hemocomponente conformado por anticuerpos que resulta central para el tratamiento y la recuperación de personas que tengan el virus.

Gracias a este trabajo, el Municipio a través del programa Causa Común Brown, y en articulación con el Instituto de Hemoterapia bonaerense, ya realizó más de 12 jornadas en la Casa de la Cultura en la que se testearon a unos 900 pacientes recuperados para corroborar si tenían la cantidad de anticuerpos necesarios.

En los casos en los que se comprueba que el paciente puede donar, el Municipio se encarga de los traslados desde cada domicilio al Centro Regional de Hemoterapia de Tres de Febrero para que le hagan la extracción del plasma, a través del procedimiento de “aféresis”, un proceso sencillo que demora unos 40 minutos que separa ese componente del resto del flujo sanguíneo.

Desde la Comuna anticiparon, además, que están trabajando en un convenio que firmarán con el Instituto de Hemoterapia de la provincia de Buenos Aires y el Centro Único Coordinador de Ablación e Implante de la Provincia de Buenos Aires (CUCAIBA), para profundizar el trabajo de las donaciones.

Juan, el vecino de Burzaco que es “superdonante” de plasma

Gracias a este trabajo articulado, por la que cientos de vecinos y vecinas ya pasaron para corroborar si tenían los anticuerpos necesarios para ser donantes, fue contactado Juan Morato, un técnico radiólogo de la localidad de Burzaco que es considerado un “superdonante” por tener una cantidad títulos de anticuerpos considerablemente mayor al promedio.

“Gracias al programa Causa Común me acerqué a la Casa de la Cultura donde me tomaron una muestra de sangre, que luego fue analizada. A los días me llamaron para decirme que tenía los anticuerpos necesarios para donar”, contó.

En este sentido, el vecino browniano de 30 años recibió además la noticia que su cuerpo generaba en promedio una mayor cantidad de anticuerpos, puntualmente 46,9 por ciento, motivo por el que es considerado un “superdonante” desde el Instituto de Hemoterapia provincial.

“Me sorprendí mucho cuando me dijeron la cantidad de anticuerpos que tenía, porque sé que puedo ayudar a bastantes personas y eso me alegra muchísimo”, indicó.

¿Cómo es proceso de donación?

En un primer paso, el Municipio contacta a los pacientes recuperados que están en condiciones de donar para que se hagan una extracción de sangre en la Casa de la Cultura, pasando por una serie de procedimientos.

Este testeo está conformado por una entrevista en la que los vecinos y vecinas brindan sus datos filiatorios, pasan por una entrevista médica y finalmente les extraen una muestra de sangre, que luego es analizada para ver si cuenta con los anticuerpos para ser efectiva la donación de plasma.

En caso positivo, y que la persona esté en condiciones de donar, el Municipio trasladará a cada vecino y vecina al Centro Regional de Hemoterapia de Tres de Febrero para que le hagan la extracción del plasma a través del procedimiento de “aféresis”, un proceso sencillo que demora unos 40 minutos que separa ese componente del resto del flujo sanguíneo.

Este proceso permite separar el plasma de la sangre y devuelve glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas al torrente sanguíneo, junto a un compuesto de vitaminas para recuperar el volumen perdido.

Una vez extraído, el plasma es derivado al Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires donde es fraccionado en las proporciones justas y luego distribuido a los distintos Municipios para el tratamiento de los pacientes.