Durante el receso escolar, no cesaron los robos a las escuelas de Lomas

Una vez más, y en época de receso escolar, las escuelas de Lomas de Zamora fueron víctimas de distintos hechos de inseguridad, con mayor o menos gravedad, que preocupan a la comunidad educativa. La escuela más golpeada fue la primaria 92, ubicada en el barrio 2 de Abril, que en menos de una semana fue atacada tres veces. Desde el Consejo Escolar de Lomas de Zamora aseguran que sólo pueden “arreglar” los daños ocasionados, pero no “custodiar” las escuelas, por lo que piden ayuda a la subsecretaría de Educación.

 

La presidenta del Consejo Escolar de Lomas de Zamora, María de los Ángeles “Branky” Kozinovic, dialogó con Diarioconurbano.com y denunció que en el mes de febrero de 2018, “la Primaria 59 fue robada y la 92 fue atacada tres veces”, y que desde el 15 de enero del corriente año, fecha en la que se tomó conocimiento del primer robo en la zona, se generaron siete robos. En enero, fueron víctimas la técnica 9 y el jardín 945, entre otras, que según Kozinovic “quedó destrozada”.

En cuanto a los daños que sufrieron las instituciones, Kozinovic manifestó que “se llevan computadoras, rompen escritorios, rompen puertas a patadas y hasta se llevan canillas”. En este sentido, añadió que si bien hay denuncias y en algunos robos hasta quedaron huellas de sangre de quienes atacaron las escuelas, no hay personas imputadas por los hechos. “Hay sangre pero la policía no hace nada, no nos pasan reportes”, aseguró.

Por otro lado, afirmó Kozinovic, que “desde la Dirección General de Escuelas y el Consejo no se puede hacer más que arreglar” los daños causados por los robos, y pidió “articular el trabajo con el Municipio, para que nos acompañen”. “No podemos hacer más nada, hay 200 edificios en Lomas de Zamora, no podemos custodiarlos. Pedimos que se articule el trabajo con el Ministerio de Seguridad y la Subsecretaría de Educación”, planteó Kozinovic.

“Entre todos tendríamos que pensar en una buena solución para esas escuelas, ya no se puede seguir así, realmente esto te desgasta y otra vez a empezar de nuevo” fue el testimonio de una docente de uno de los jardines afectados por los robos. Otra docente aseguró tener “angustia” por una nueva situación de inseguridad, mientras que otra colega pidió un “puesto permanente en el polo educativo” para generar seguridad.