Denuncian mala praxis en clínica de Sarandí

Los vecinos piden el cierre de la Clínica Nuestra Señora de la Dulce Espera. Días atrás se denunció la muerte de un bebé de tres meses que ingresó a ese centro asistencial por bronquiolitis. Tras la protesta, los familiares de pequeño fallecido serán atendidos por el Gobierno provincial. La clínica refutó las acusaciones.

Vecinos de Sarandí piden el cierre de la Clínica Nuestra Señora de la Dulce Espera, que cuenta con más de un centenar de denuncias por mala praxis y abandono de persona.
El pasado 18 de mayo, Noah López, un bebé de tres meses fue internado en esta clínica privada con un cuadro de bronquiolitis, aseguró  su madre, Antonella Abalos, en las puertas del establecimiento ubicado en Ferré 521, de esa localidad del partido de Avellaneda.
Cuatro días más tarde el bebe fue dado de alta y volvió por una recaída el 31 de ese mes, "la neumonía derivó en una displasia y luego le agarró un virus intrahospitalario que le fue comiendo el pulmón".
"Cuando le agarró neumonía pedí el traslado de mi hijo y la jefa de neonatología me dijo que me quede tranquila que el nene iba a estar bien, que era normal una neumonía", aseguró la mujer de 24 años.
"El nene siguió empeorando hasta que quedó en estado crítico. Cuando llamaba a los residentes, porque el nene estaba muy agitado, le aspiraban los mocos, decían que eso era solo mocos. Recién cuando estuvo en estado crítico pudimos hacer el traslado".
Noah fue trasladado al Hospital Español, allí "los médicos no entendían como había llegado en ese estado, ni siquiera tuvieron la humanidad de dormirlo. El nene llegó despierto compitiendo con el bolseo, saturando 15. Llegó muerto, lograron reanimarlo y vivió unas horas más", remarcó.
Los padres de Noah aseguraron que cuando fueron "a hacer la denuncia en el Polo Judicial" de Avellaneda se enteraron que había "muchísimos casos más, más denuncias de mala praxis de abandono de persona".
Abalos detalló además que en su búsqueda de justicia abrió una página de Facebook "cerremos la clínica Nuestra Señora de la Dulce Espera", donde se enteró de "más de 500 casos" de irregularidades en ese centro de salud.
Desde este grupo de Facebook y con el acompañamiento de la concejal por el Frente para la Victoria Verónica Juárez se llevó el reclamo al Concejo Deliberante del municipio, donde se aprobó por unanimidad un pedido de informe a la clínica por todas las denuncias de mala praxis. 
Por su parte, la Dirección Médica de la Clínica difundió un comunicado a la prensa en el que asegura que el establecimiento es "víctima de una difamación totalmente injustificada siendo utilizado para un fin puramente político de una concejal de Avellaneda y de un periodista del diario local El Sindical".
En el documento asegura que "estos sujetos están utilizando la desgracia de la muerte de un niño, López Noah, quien estuvo internado en varias oportunidades falleciendo en el hospital Español por una bronquiolitis A, virus positivo".
En el comunicado las autoridades se solidarizaron con el dolor de los padres del pequeño y señalaron que estos reclamos "deben realizarse en las vías judiciales que corresponden" y que están "al servicio de la ley para que ella sea quien dictamine la culpabilidad o no de lo acontecido".
Asimismo, aseguran que la clínica tiene una "estadística de mortalidad neonatal del 4,86 por mil, siendo esto realmente bajo, considerando que somos un centro de derivación de alta complejidad neonatal y obstétrico con terapia neonatal y maternal".
La dirección del establecimiento aseguró además que el pasado "22 de agosto tuvimos una inspección del Ministerio de Salud donde auditaron la clínica con conclusiones favorables para nuestro centro de salud"