Provincia: Denuncian traspaso de los CFP al Ministerio de Trabajo

Cfp Cierre

A través de una resolución, la gobernadora María Eugenia Vidal dispuso el traspaso de 250 de Centros de Formación Profesional (CFP)de la órbita de la Dirección de Cultura y Educación al Ministerio de Trabajo. La decisión afecta a más de 1500 alumnos y pone en riesgo la fuente de trabajo de gran cantidad de docentes. Profesores y directivos de las distintos centros presentarán en Lomas de Zamora un pedido de informe como ya lo hicieron en Lanús y Avellaneda.

 

También tienen previsto presentar el mismo pedido en la Cámara de Diputados y Senadores bonaerense y planean un importante movilización para el 27 de marzo a La Plata.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el director del Centro de Formación Profesional 406 de Ingeniero Budge, Claudio Morell, advirtió que el traspaso “afecta a la formación profesional porque no va a hacer más una escuela de oficios, no se tiene una visión integradora sino que ahora va a estar vinculado a lo manual, mecánico e instrumental” y subrayó que “el perfil social que tenían los CFP se pierde porque va a estar vinculado a la empresa y producción”.

Contó que la conformación de los cursos que se dictan en el centro “se deciden de acuerdo a la demanda que haya, entonces, pueden salir cursos de peluquería, computación, diseño gráfico porque la demanda ordena el currículum” pero ahora con el cambio de órbita “los cursos están pensados para las fábricas o para la demanda de un empresario, es decir, es de utilidad arbitraria”.

“Avasallan un montón de cosas con las que veníamos trabajando en la inclusión y formación de adolescentes y adultos. Lo que hacen es impuesto e ilegítimo”, denunció el director.

Asimismo, puso como ejemplo que un curso de electricista en el centro de Lomas de Zamora “cuesta por mes 1800 pesos más 500 pesos por examen. Por año, la persona pagó 25 mil pesos, en cambio, en los CFP los cursos son gratuitos y están en el barrio” y destacó que en los centros “hay una amplitud de edad que pueden inscribirse chicos de 16 años en cambio en uno privado solo mayores de 18”.

Otro punto que denuncia al comunidad educativa de los centros es el riesgo laboral que corren los directivos y maestros ya que ven este traspaso como una disolución de la rama que afectaría alrededor de una gran cantidad de docentes.

“Nos quieren cambiar de ser docentes a ser monotributistas. Todo esto va en sintonía a avanzar en una precarización laboral y en bajar la calidad educativa”, arremetió Morell y advirtió que la finalidad de la Provincia con esta decisión es que “la formación por fuera de la escuela debe ser paga porque es un servicio o una inversión”.

A través de diversas cartas, docentes y directivos le han pedido a Vidal abrir una mesa de diálogo para tratar el conflicto. Hasta el momento no han recibido respuesta.