COVID-19: Advierten que en Lomas “está habiendo un nivel de contagio alto y se va a acelerar”

El concejal del Frente de Todos en Lomas de Zamora y dirigente del Movimiento Evita, Álvaro Llambi, advirtió que “está habiendo un nivel de contagio alto” y que el mismo “se va a acelerar” aunque hay mejores condiciones “que hace un tiempo para enfrentar al pico” y en el municipio “no hay circulación comunitaria” del virus. Además, alertó que los comedores y merenderos barriales están “desbordados” y pidió “comenzar a discutir la estructura de la sociedad” en la futura “nueva normalidad”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el dirigente del Evita analizó que “si bien todavía no llegó el pico, está habiendo un nivel de contagio alto y esto se va a acelerar” aunque rescató que “el sistema de salud está robustecido y no hay una situación compleja con la cantidad de camas para terapia”.

“Estamos mucho mejor que hace un tiempo para enfrentar al pico, un problema que ningún sistema de salud del mundo pudo soportar, y por eso es importante la cuarentena, seguir con todas las pautas de cuidado”, observó.

En tanto, el edil sopesó que si bien “no hay circulación comunitaria en el distrito” en contrapartida existen “muchos más contagios que hace una semana y media o dos”.

Por ese motivo, destacó el “trabajo muy fuerte en conjunto entre el municipio, organizaciones sociales e instituciones barriales” basado en la asistencia alimentaria, la vacunación de grupos de riesgo y la desinfección y fumigación de espacios comunes, sumándose ahora el programa DetectAr, por el cual se realizan tests e hisopados a los casos sospechosos de cada barrio, y “El Barrio Cuida el Barrio”, dispositivo implementado por la Jefatura de Gabinete en todo el país.

“Más allá de lo que se puede hacer para la detección y prevenir en los barrios, el COVID sigue su camino y a medida que comienzan a relajarse los controles empiezan a aparecer más casos, más teniendo en cuenta que mucha gente de Lomas tiene trabajo o contacto de gente de Capital Federal”, indicó.

Sobre estos programas que reúnen a los tres niveles del Estado, a organizaciones sociales, gremiales y barriales, y diversos referentes territoriales; el referente del Movimiento Evita ponderó que “todos están con sus correspondientes equipos de protección y desinfección”.

Los mismos se articulan con las tareas que a diario se realizan en las distintas instituciones barriales, comedores y merenderos que, según consignó, se encuentran “desbordados” porque “hay casi el triple más de personas yendo a los comedores que antes” y por eso, pese a los cuidados, “cada compañero está tomando un riesgo a la hora de entregar las viandas o cocinar”.

A raíz de esta exposición, desde el Frente de Todos se impulsa en el Congreso de la Nación la “Ley Ramona”, en homenaje a la dirigente social Ramona Medina que falleció víctima del coronavirus; para que los trabajadores que se desempeñan en comedores y merenderos reciban un bono de 5 mil pesos, el cual comenzaría este mes y podría extenderse mientras dure la emergencia sanitaria por el COVID-19.

“En condiciones muy difíciles donde falta mercadería, el ingreso familiar o el trabajo en el barrio, desde los comedores y merenderos ellos están sosteniendo una situación compleja en extremo con compromiso, esfuerzo y la convicción de defender a su barrio al lado de sus vecinos para convertirse en una solución al sufrimiento de muchas familias”, reconoció Llambi sobre los trabajadores, en su mayoría mujeres, a los que iría dirigido el reconocimiento monetario.

Por último, reafirmó la necesidad de ver a futuro, tras una pandemia que “desnudó las contradicciones estructurales del país, las injusticias que viven millones de argentinos”, advirtió.

“No solo tenemos una gran caída de la actividad sino que también va a aumentar la pobreza, el desempleo y por eso hay que empezar a discutir la Argentina que queremos para adelante” pronosticó, al tiempo que evidenció la presencia de “una bisagra a nivel mundial que para el país debe servir para discutir varias cuestiones”.

A raíz de esto, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) presentó al presidente Alberto Fernández un documento avalado por un centenar de movimientos sociales, el plan “San Martín”, destinado a discutir medidas económicas para combatir la crisis con la economía popular como principal actor.

“La pandemia no agravó las situaciones de injusticia sino que acrecienta las que ya había y la normalidad anterior no era justa, por eso, si se quiere construir una nueva normalidad, hay que comenzar a discutir la estructura de la sociedad, como se distribuye y se genera la riqueza, y garantizar condiciones básicas para toda la población, algo que para nosotros se reduce a una agenda que es tierra, techo y trabajo”, indicó.