Cortes de luz en Lanús: “Desde hace un tiempo hay deficiencias en el servicio”

Al igual que muchas zonas del conurbano sur, los barrios 1° de Mayo y Villa Esperanza de Lanús sufrieron reiterados cortes de luz en el último tiempo y ante la falta de respuestas, los vecinos se manifestaron por la deficiencia del servicio. “Desde hace un tiempo hay una serie de cortes en una fase u otra. Hubo una secuencia de desperfectos que se venían arrastrando”, explicó Vicente, un vecino de la zona, en diálogo con DiarioConurbano.com

La semana pasada ambos barrios estuvieron por lo menos tres días sin luz y si bien la situación logró regularizarse, los cortes alternados se desarrollaron en distintas partes de Lanús, Lomas de Zamora y Almirante Brown. Hubo vecinos que estuvieron cerca de una semana sin el servicio de luz. 

En este sentido, Vicente aseguró que “explotó un transformador del sector y al otro día explotó un transformador paralelo”.

“Cuando un corte excede una cantidad mínima de horas comienzan los problemas con los alimentos y la gente con necesidades especiales necesita la energía eléctrica si o si”, resaltó el vecino de Lanús a este medio. 

Según lo contado, hay una deficiencia en el mantenimiento del servicio y a veces aunque no haya cortes, tal vez hay baja tensión. El último corte en el barrio fue el día miércoles de la semana pasada y no se reacondicionó hasta el viernes. 

“Sabemos que hay una sucesión de cortes en distintas partes, un problema en la distribución eléctrica y en la renovación de las redes así que me imagino que es consecuencia de eso”, aseveró Vicente. 

Durante el año pasado los municipios de Lanús, Lomas de Zamora y Almirante Brown ampliaron la denuncia contra la empresa para que se ocupe de la calidad del servicio, sin embargo la problemática continúa. También, en marzo del 2020 la Defensoría del Pueblo de Lanús solicitó mayor inversión por parte de Edesur ya que es un servicio esencial.

Con respecto al caso de 1° de mayo, los vecinos al ver que no había respuestas inmediatas por parte de Edesur, comenzaron los cortes de calles en cada esquina. “En el momento en que protestamos se explotó uno en otro barrio y recién el viernes vinieron las cuadrillas de Edesur. En el caso nuestro cambiaron el transformador”, describió. 

En este contexto, las dificultades que se puedan presentar cuando hay una falla en la luz se acentúan y además de perder alimentos o no poder tener agua, hay una imposibilidad para trabajar quienes dependen de internet. 

“Es un momento de gran dificultad y con tanta dependencia tecnológica, son dificultades que se acrecientan. Estoy laburando mucho más que lo normal así que si no tengo conexión, se ve interrumpido mi trabajo”, contó.