Cortes de luz en el Conurbano Sur: “Hay abandono por parte de las empresas”

A raíz de varias denuncias de usuarios del Conurbano sur por falta de servicio de luz, el titular de la Asociación de Defensa de los Derechos del Usuario y del Consumidor, Osvaldo Bassano, advirtió que “hay un abandono por parte de las empresas” y que al final de la pandemia “hay que dar una discusión con respecto al sistema” de prestación del servicio. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Bassano indicó que es “muy fuerte el reclamo de facturación en luz y gas” y que la prestación del servicio de Edesur y Edenor “es cada vez peor”. Según el ENRE y a partir de información brindada por Edesur, hay 4.243 usuarios sin servicio actualmente.

Ya venían con muchas denuncias y no tenemos un incremento tan grande de consumo para que no puedan cubrirlo las empresas. En realidad ocultan el mal servicio detrás del argumento de que hay mucho consumo pero es que hay abandono e incapacidad”, afirmó.

En el Conurbano sur las empresas juntan denuncias por fallas en los servicios semana tras semana y en muchas ocasiones los vecinos se agrupan para presentar denuncia al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE). En este sentido, Bassano explicó que sirve hacer las denuncias a los organismos de control a pesar de que no es una solución de raíz del problema energético. 

“Sirven pero no se soluciona el problema crucial. Pasado el problema la gente se olvida y el problema vuelve a ocurrir cuando la energía tiene que ser para todo el mundo y es un derecho básico”, detalló. 

Además, Bassano comentó que la discusión sobre la prestación de servicios se debe profundizar para poder garantizar los derechos de los consumidores que son los principales afectados una vez que hay fallas. “La discusión en la energía se trata de que tenemos tres grupos de sanguijuelas que no prestan el servicio en manos de empresarios corporativos que tienen intereses en los medios de comunicación y bancos”, alertó. 

En este contexto, el Gobierno nacional congeló hasta fin de año las tarifas de electricidad, gas, telefonía celular y fija, a los servicios de Internet y de televisión paga. Bassano comentó que si se quita el decreto, que los entiende como servicios esenciales, más del 30% de los usuarios no podrán pagar.