Coronavirus y frío: La dura realidad de las personas en situación de calle en el Conurbano

La pandemia, el frío y el desamparo, preocupa a las organizaciones solidarias que ayudan a las personas que se encuentran en situación de calle en Lomas de Zamora y Lanús. Las organizaciones sociales aseguran que “creció” la cifra de personas que duerme en la intemperie.

“La realidad es que hay más de mil personas en la calle en Lanús y en Lomas de Zamora. Más allá de que en el Club Temperley o la Casa del Encuentro se están hospedando a  los que estaban sin hogar, muchos de ellos, necesitan de la calle para poder subsistir”, explicó Mariel Fernández Corto, de Proyecto MAS (Manos Al Servicio)  de Lomas,  la organización que tiene como objetivo el acompañamiento integral de chicos, jóvenes y adultos en situación de calle.

En esa línea, la integrante de “Proyecto MAS”, contó a DiarioConurbano.com, que con el frío muchas personas se hospedan en la guardia del Hospital Gandulfo o en los alrededores de la Catedral Nuestra Señora de La Paz donde se armaron su espacio para poder resguardarse de las bajas temperaturas. “En Lanús pasa lo mismo. Nos contaba una compañera que el viernes dieron de comer a 60 personas en la estación”, explicó.

En esa línea, adelantó que se está trabajando con Caritas Lomas, para abrir una Capilla en Temperley donde se pueda hospedar a un grupo de mujeres. “Desde que arrancó la cuarentena que estamos exigiendo al Estado que se haga cargo de todas estas personas que son vecinos nuestros”, planteó.

De acuerdo al primer censo popular de personas en situación de calle  de zona sur, en Lomas de Zamora y Lanús hay 1024 personas en situación de calle, de las cuales 477 son niños. El relevamiento fue realizado por organizaciones solidarias de la región a raíz de la crisis económica de los últimos años.

En el caso de Lomas, la ONG “No Seas Pavote”, al inicio de la cuarentena mudó su parador al Club Temperley que cedió un espacio para albergar a 30 personas. Sin embargo, allí ya no puede ingresar nadie más, por la situación de contagio para cuidar a los que ya están haciendo la cuarentena en el lugar.

Por otro lado, la organización “Proyecto Mas”, los domingos, realiza recorridas nocturnas con entrega de viandas y, el resto la semana, van articulando con otras organizaciones para la entrega de alimentos a las personas en situación de calle.

Con las bajas temperaturas registradas desde este lunes en Buenos Aires, las organizaciones que atienden a las personas que se encuentran sin hogar se turnan para entregar viandas y frazadas. Y los sábados, Caritas diocesana, ofrece el servicio de ducha y desayuno. “Ese el único día en la semana que la gente que vive en la calle se puede bañar”, señaló la voluntaria de Proyecto MAS.

Mabel Cáceres