Coronavirus: En Lomas, evalúan sumar a Barrio Obrero al “aislamiento barrial”

Luego de que se llevara adelante la prueba piloto de un “aislamiento barrial” en El Campanario y Los Pinos en Llavallol, desde el Municipio de Lomas de Zamora analizará extenderlo para el resto de los barrios del distrito. El sábado sería el turno del Barrio Obrero en Santa Catalina. También se encuentra en la lista, el barrio Nueva Esperanza.

“El diseño que establecimos fue que hubiera cuatro puntos de ingresos y salida del barrio. Todo lo que tiene que ver con el operativo, ha funcionado muy bien. Los vecinos comprendieron la situación, tuvimos un muy buen recibimiento. Se complementaron los esquemas de vacunación, fundamentalmente de la vacuna antigripal, en la población de riesgo y en los próximos días se va a complementar la vacunación del barrio”, evaluó el secretario de Hábitat e Integración Comunitaria, Alfredo Fernández, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Indicó, además, que “se hizo un trabajo de entrega de alimentos casa por casa, se supervisó y se trató de mejorar el operativo del reparto de alimentos desde las escuelas dentro del barrio, se realizaron tareas de limpieza, saneamiento, fumigación y mantenimiento del espacio público”.

Tras cuatro días de trabajo entro de la barriada, se analizará cómo se continúa el aislamiento en esos dos barrios. “Nos vamos a reunir con los delegados, la idea es terminar la regularización dominial, las tareas de reparación en las plazas”. Apuntó que “en esta segunda etapa, la responsabilidad del control está centrada en los protagonistas del barrio y la presencia estatal va a estar dada por la delegación municipal”.

Consideró, asimismo, que “la experiencia fue muy valiosa, fue un desafío y se tuvieron todos los cuidados en cuenta”. Tras la primera puesta en marcha de este tipo de cuarentena, Fernández sostuvo que están “evaluando que el próximo barrio sea Barrio Obrero”, por lo cual, este sábado van a estar “recorriendo el lugar, para ver cómo esta y a partir de esa recorrida tomar un esquema definitivo”.

“Nos parece positivo esto porque la presencia del Estado fortalece a las organizaciones de la comunidad y hace que tengamos otra conciencia de la necesidad de cumplir la cuarentena”, manifestó.

Barrio Obrero se encuentra en la zona de Ingeniero Budge y comprende al Barrio Néstor Kirchner y a distintos agrupamientos barriales que son un total de 2500 terrenos y más de 5 mil vecinos.

Por otra parte, el funcionario municipal aclaró que durante la puesta en marcha de este tipo de cuarentena no se vivió ninguna situación de abuso de autoridad por parte de las fuerzas de seguridad que estaban presentes en el control del ingreso y egreso al barrio: “Nada más lejano. La presencia de los efectivos estuvo vinculado al control del coronavirus, no ha habido ningún tipo de actuación que haya tenido que ver con problemas de seguridad”

Además, aclaró que “en el control estaban las fuerzas de seguridad, representantes del Municipio y representantes de las organizaciones sociales”.