Coronavirus: En Brown, comenzaron con el “aislamiento barrial” en Las Casitas de Glew

En el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19, el Municipio de Almirante Brown puso en marcha su primera prueba piloto de “aislamiento barrial” en los barrios populares del distrito para garantizar que se cumpla con el aislamiento social, preventivo y obligatorio. La prueba comenzó el jueves en el barrio Las Casitas de la localidad de Glew y no se descarta expandirlo a otros barrios del municipio.

A partir del programa “El Barrio Cuida al Barrio”, se trabaja junto al Estado nacional, provincial y municipal en la prevención, principalmente, del coronavirus en las barriadas. El trabajo se realiza desde las y los promotores comunitarios junto a la UTEP.

“Estamos dando los primeros pasos. Es la primera prueba que realizamos y comenzamos el jueves en Las Casitas en Glew. Estamos en una de las entradas del barrio difundiendo las medidas de prevención, entregando barbijos y alcohol en gel para que los vecinos y vecinas puedan reforzar las medidas de higiene”, precisó la subsecretaria de Economía Social en Almirante Brown, Ivanna Rezano, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Detalló, además, que en el barrio “viven alrededor de 3500 familias”. La puesta en marcha de este tipo de aislamiento fue tomado por los vecinos y vecinas “con preocupación porque ven que hay vecinos que no cumplen la cuarentena”. “Nosotros tratamos y trabajamos para que no haya un enfrentamiento entre vecinos sino que se pueda canalizar el conflicto”, explicó. Además, indicó que “el recibimiento fue muy bueno, muchos no tenían barbijo y se les pudo entregar como así también artículos de higiene”.

También, en Las Casitas se lleva adelante la asistencia alimentaria a través del Centro Comunitario Municipal o sino, a través de un canal de difusión de WhatsApp. “Desde que empezó el aislamiento se asiste con alimentos al barrio”, subrayó la funcionaria.

Desde las organizaciones sociales habían advertido desde que comenzó el aislamiento, la imposibilidad que representaba para las familias de las barriadas poder permanecer en sus casas ya que no cuentan con una vivienda digna o el barrio tiene serios problemas estructurales.

En el caso de Las Casitas, Rezano explicó que no se llevarán adelante obras puntuales ya que “es un barrio urbanizad que fue finalizado porque estaba dentro del Plan Federal”. En tanto, apuntó que en el barrio lindero a ese, el Santa Rosa, “se está interviniendo y reforzando el trabajo pero con la asistencia directa desde Desarrollo Social” ya que la realidad de las barriadas no es homogénea. “Realizamos una evaluación social de la familia, si tienen alguna problemática de salud”, explicó.

Por otra parte, la subsecretaria de Economía Social se refirió a la posibilidad de que el aislamiento social, preventivo y obligatorio se extienda hasta mayo, a lo cual, analizó que “en los barrios es complicado cumplir la cuarentena, la viviendas tienen otras características, hay mucha vida en la calle y eso hace difícil que las familias se mantengan aisladas”. No obstante, manifestó: “Se está hablando que en los barrios o localidades o distritos donde no hay situaciones graves y una cantidad masiva de contagios, se puede liberar pero por ahora no hay una definición tomada”.

“El programa que llevamos adelante es eficaz si las familias siguen cumpliendo la cuarentena, porque con un programa aunque tenga la mínima presencia del Estado si las familias no cumplen con eso, va a ser imposible. Por eso, apelamos a que cumplan y sigamos sumando que vamos bien, pero falta mucho”, concluyó.