Coronavirus: Crearon un “asistente respiratorio” y piden que el Gobierno los autorice a producirlo

Un grupo de ingenieros de Banfield formó un grupo que diseñó un “asistente respiratorio”, fabricado en su mayoría con impresoras 3D, para donar a los centros de salud una herramienta útil y nueva en la lucha contra el coronavirus.

El encargado de la comunicación, Guillermo Tessman, explicó en dialogo con Diarioconurbano.com que “el ventilador artificial tiene la función de cumplir con lo que haría un asistente médico, sería como un ‘ambu’ automático para la asistencia no tenga que quedarse ahí, y también ayudaría a los que aún no están graves pero aun así necesitan ayuda”.

“El ventilador se usaría en pacientes que no estén en estado tan crítico, es algo que no se hizo en España e Italia. Por eso cuando entraron pacientes con una complejidad que no era critica, no pudieron hacer nada”, detalló.

Además, Tessman agregó que hubo una sorpresa, ya que “se consultó a profesionales médicos para trabajar, se realizaron las pruebas y se terminó brindando una asistencia a España, porque el prototipo es mejor que el que tienen allá, dura más en el tiempo y es mas confiable”.

Pero su fabricación y distribución no es tan sencillo como los barbijos y las máscaras plásticas. El encargado de comunicación, señaló que “hay un filtro que es estándar en todo el mundo, y aquí se pudo replicar, pero tiene que ser autorizado por Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Por eso rechazaron la pieza que no está regulada”.

“Se buscaron las piezas autorizadas, pero como también las piden los que producen los respiradores artificiales no hay stock, no tienen materia prima para hacer nada”, reconoció.

En ese marco, destacó que “hay gente que está dispuesta a trabajar sin fines de lucro, lo ideal seria que el Gobierno ponga interés en esto y facilite la producción del proyecto, porque ANMAT nos pide que seamos una ONG, y la emergencia es ahora”.

Tessman, aseveró que “si se aprueba ahora se puede hacer una producción de hasta mil por día y dar una instrucción básica al personal medico para que lo use”, y agregó que con tiempo se puede “organizar un sistema de producción ordenado y que rinda”.

Edgardo Núñez