Con protocolos estrictos, volvieron las visitas a los geriátricos bonaerenses

Con protocolos estrictos, se habilitaron hoy las visitas a geriátricos de la provincia de Buenos Aires, suspendidas desde el inicio de la pandemia para evitar contagios.

“Estoy muy emocionado, podré volver a ver a mi mamá a los ojos”, dijo a Télam con voz entrecortada Mario, quien espera con ansias ver a su mamá, Marta, de 87 años, que reside en el Hogar Nuevo Amanecer, de la ciudad de La Plata.

Mario, de 59 años, es el único hijo de Marta, y su actividad como transportista y personal esencial lo traslada a diario al interior bonaerense, por ello ya pidió a las autoridades del establecimiento conocer todos los detalles para poder “sentirla más cerquita” .

Reconoció que durante este tiempo de pandemia sintió “miedo a perderla, un temor que muchos sentimos, pero aprendimos a respetar” y contó que desde 2018, Marta esta muy bien cuidada en la residencia, con personal capacitado y toda la responsabilidad de cuidar de quienes ya “sienten como su familia”.

“Utilicé las herramientas tecnológicas, y se tomaron todo el tiempo para que hoy ella pueda usar un celular. Pero al igual que vernos a distancia y a través de un vidrio fue muy difícil para ella y para mi” dijo Mario, que aseguró que “más duro hubiera sido perderla”.

Como Mario, a partir de hoy muchas personas pueden ver a sus padres, madres, tíos y hermanos que viven en instituciones de larga estadía de la provincia de Buenos Aires, donde a raíz de la pandemia estaban suspendidas las visitas.

Tal como anunció ayer el gobernador Axel Kicillof, a partir de hoy regresan las visitas familiares a estos establecimientos, en tanto el Ministerio de Salud de la provincia, difundió las precisiones sobre los protocolos sanitarios para este reencuentro.

Al respecto, la directora asociada de la Región Sanitaria XI del Ministerio de Salud Bonaerense, Graciela Matkovic, dijo a Télam que se trata de “un paso más e importantísimo, como resultado de las medidas de cuidado, prevención y control durante la pandemia desde 2020”.

La funcionaria sostuvo que “los datos internacionales demostraban que los más afectados, la mayor cantidad de formas graves y muertes eran los adultos mayores y, particularmente, los que integraban las comunidades cerradas de residencias de larga estadía”.

Por ello, entre las medidas preventivas como “la vigilancia diaria de presencia de síntomas en residentes, trabajadoras y trabajadores y también a evitar los contactos con visitantes que, aun con las mejores intenciones de mantener el vínculo afectivo, podían ser también vectores de la transmisión de la enfermedad”.

Matkovic recordó que “desde el inicio de la campaña de vacunación provincial, la población de adultos mayores representó uno de los sectores priorizados, y se amplió a trabajadores de las residencias con acciones articuladas por el Ministerio de Salud provincial, integrantes de las postas de vacunación, los municipios, equipos de PAMI”.

Por ello, remarcó que “los resultados quedaron a la vista”, más de 33 mil residentes de instituciones de larga estadía vacunados en la provincia de Buenos Aires y el descenso de los casos graves y de decesos en adultos mayores y en residentes de las instituciones mencionadas.

En cuanto a la habilitación de las visitas a los geriátricos, están acompañadas de protocolos que permitan seguir cuidando a residentes y trabajadores.

“También permitirá renovar vínculos, estrecharlos, reencontrar rostros, miradas, y manos”, dijo la funcionaria, pero insistió que “el cuidado y la vigilancia deben continuar”, concluyó Matkovic.

Para el momento tan esperado, se confirmó que todos los residentes y trabajadores ya recibieron las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus y completaron los esquemas de vacunación del calendario para proteger contra gripe y neumococo, principales causas de complicaciones en esta etapa de la vida.

El protocolo sanitario indica que para habilitar las visitas se establece que las instituciones no deberán registrar casos sospechosos o confirmados de Covid-19 o contactos estrechos con casos positivos durante 14 días.

Se permite el ingreso de hasta dos visitantes por persona, que deberán cumplir el distanciamiento preventivo de dos metros al aire libre o en espacios amplios ventilados.

Asimimismo, los responsables de las instituciones “diseñarán un cronograma de visitas para que todos los residentes que lo deseen, puedan volver a reencontrarse con sus afectos” y organizar las reuniones de manera programadas con antelación a partir de un sistema de turnos que facilite el mayor número de visitas.

Además, el protocolo diseñado por la cartera sanitaria bonaerense indica que, entre las medidas de cuidado, a los visitantes se les podrá solicitar la presentación de la aplicación CuidAR para constatar la autoevaluación de síntomas, como también deberán higienizarse las manos y usar tapaboca-nariz.

Además, firmarán una declaración jurada de salud en donde acredite no tener síntomas compatibles de Covid-19.

Fuentes del Ministerio de Salud precisaron que en territorio bonaerense hay aproximadamente mil geriátricos habilitados y recordaron que desde el comienzo de la pandemia de coronavirus se habían prohibido las visitas para evitar contagios.

La inmunización en geriátricos y residencias de larga estadía bonaerenses comenzó el 30 de enero.