Con la presencia de Pietragala, la UNLa se sumó a la campaña 30.000 árboles por el Día de la Memoria

Organizado por la Universidad Nacional de Lanús, con la adhesión de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, el Instituto de Estudios de Administración Local (IDEAL), la Mesa de Trabajo Ex Pozo de Banfield e H.I.J.O.S. Lanús, se realizó la charla “Plantando memoria, sembrando futuro: los desafíos para los DDHH a 45 años del Golpe”, en la Plaza de los Derechos Humanos de la UNLa.

Con la presencia de un limitado público por los protocolos de la pandemia, la reunión fue seguida por streaming por una gran cantidad de participantes.

Pablo Narvaja, vicerrector de la Universidad anfitriona, dio la bienvenida a los integrantes del panel: Horacio Pietragalla Corti, secretario de Derechos Humanos de la Nación; Matías Moreno, subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires; Viviana Losada, integrante de la Comisión de Familiares de Desaparecidos de Lanús; y Julián Álvarez, presidente del Instituto IDEAL Lanús; con la moderación de Valeria Barbuto, investigadora IJDH UNLa.

El acto comenzó con la plantación de un árbol, en el marco de la campaña “30.000 desaparecidos, 30.000 árboles”, que se ha lanzado para todo el territorio nacional; y el descubrimiento de una placa cuyo texto dice: “En homenaje a las Madres de Plaza de Mayo. UNLa-Instituto Ideal”. Previamente se inauguró un mural en el Pasaje Bidegain de la Universidad, con imágenes de rostros de detenidos desaparecidos de Lanús.

La moderadora agradeció las adhesiones y, en el marco del Mes de la Memoria, invitó a los panelistas a efectuar comentarios y propuestas sobre los desafíos de los Derechos Humanos hoy.

Narvaja señaló a la Universidad como urbana y comprometida. En ese sentido expresó: “Ya hemos vacunado a 5.000 personas, y hoy estuvieron presentes el gobernador y el presidente por la aplicación de la vacuna número 1.000.000”. Agregando que “para la UNLa los Derechos Humanos son constitutivos y están en nuestro Estatuto, a tal punto que todas las carreras incluyen los seminarios en DDHH y Pensamiento Nacional; así como tenemos la Especialización en Género y la Licenciatura en Derechos Humanos”.

También dijo que “el neoliberalismo instaló un modelo de país de extracción de recursos humanos y financieros”. “El problema de la memoria es que no nos vuelva a pasar, y este modelo volvió por momentos en nuestra democracia. Los profetas del odio siguen vivos y nosotros queremos construir sembrando amor, con Justicia, igualdad y más derechos. Hoy hay un presente en los jóvenes y las generaciones futuras”.

Álvarez dijo que “hoy estamos comenzando a plantar árboles en memoria de los 30.000 desaparecidos. Los genocidas depredaron 30.000 personas, depredaron un país, depredaron a la infancia, depredaron la canción de la niñez. Ayer vi el documental “La noche negra de Escalada”. Yo soy de Escalada y me resultó muy doloroso saber que esto sucedió a dos cuadras de mi casa”. Para cerrar: “quiero luchar por un Lanús más justo”.

Moreno comenzó diciendo que “la dictadura realizó un ataque directo a la clase trabajadora, pero no se legitimó sólo a la fuerza de las balas; también hubo connivencia de la iglesia (salvo algunos curas como los villeros, Angelelli, Mujica y otros), la Justicia, los medios de comunicación y el sector empresario (al cual las Fuerzas Armadas les ordenaban las comisiones internas”. Y agregó: “El mejor homenaje a nuestros desaparecidos es este presente con más de 1.000 genocidas encarcelados y que se inició con Néstor Kirchner. Vamos por una Patria más justa, más libre, más soberana y más inclusiva”.

Losada expresó que “el 50 % de la actividad en Lanús era fabril. Eso destruyó la dictadura, además de 300 vidas y familias en nuestro distrito. Las organizaciones barriales también fueron muy castigadas, pero con esfuerzo pudieron mantenerse hasta hoy. Se habla siempre de nuestros sueños, pero nosotros teníamos un proyecto de país. La política de Derechos Humanos de Néstor, Cristina y Alberto ayudan, pero no es suficiente. La democracia tiene muchas deudas en este sentido. Hoy podemos levantar las banderas por los proyectos de nuestros 30.000 desaparecidos. Hagamos las cosas mejor. Recuperemos Lanús sin mezquindades. Quien quiera oir que oiga”.

Por su parte, Pietragalla dijo que “tenemos muchos desafíos por delante, ya que hubo muchos en democracia que reinó la impunidad. Los Derechos Humanos, la Justicia, la memoria y la verdad impulsada por el gobierno de Néstor Kirchner comenzó el fin de la impunidad. Los 4 años del neoliberalismo liderado por Macri tiraron por la borda 12 años de poner en valor los DDHH y la redistribución de la riqueza”. Y agregó: “El resto de los países de Latinoamérica no hicieron el trabajo que se hizo en la Argentina con el enjuiciamiento a los responsables del genocidio. Así Lula estuvo preso, Correa tuvo que huir de su país y Evo sufrió un golpe de Estado. Por suerte las cosas ahora están volviendo a su lugar”. También señaló el fuerte trabajo que se está haciendo para erradicar la violencia institucional en la policía.