¿Cómo será la entrega de diplomas en los colegios privados?

Distintos colegios privados de Lomas de Zamora, entre los que se encuentran el Colegio Balmoral de Banfield, el Colegio San Miguel de Adrogué y el Modelo de Lomas, comenzaron a realizar de forma presencial los actos de colación de los últimos años de cada nivel. Se espera que en la próxima semana se sumen nuevos establecimientos a la entrega de diplomas. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, el secretario ejecutivo de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (AIEPBA), Martín Zurita, celebró la presencialidad de los actos de fin de año y destacó que participó de varios de ellos, donde observó “la alegría de los chicos, las familias y de los docentes”.  

“Se hizo sentir la falta de escuela, en el sentido de escuela comunitaria, porque clases siguieron teniendo, pero no es lo mismo la virtualidad que las clases presenciales. Claramente todo lo que tiene que ver con la vinculación y con la sociabilización no lo pueden tener en una clase de zoom”, especificó.

 

En esta linea, el titular de AIEPBA sostuvo que desde el sector habían solicitado este tipo de encuentro, ya que resaltaron la necesidad del  “cierre de trayectorias” de cada ciclo. “Poder realizar los actos de colación en un año tan complicado cómo fue este, con una pandemia y con todos los problemas que trajo a los niños y adolescentes, poder cerrar un ciclo es muy importante”, reiteró Zurita. 

Consideramos que es sumamente importante, como objeto simbólico, este momento de unión de la comunidad con todos los cuidados y todos los protocolos que de alguna manera da esperanza para un año que fue durísimo para todos. Terminar así es esperanzador”, añadió. 

En cuanto al protocolo para la realización de las entregas de diplomas, el secretario ejecutivo informó que las medidas están dentro de lo que es el Plan Jurisdiccional de regreso seguro a las aulas que la provincia de Buenos Aires envió en septiembre, sumado a una comunicación complementaria enviada desde la Asociación. 

El documento especifica las contemplaciones que tienen que tener en cuenta los establecimientos para poder realizar los actos. Entre los puntos más destacados, además de los básicos propuestos por la DISPO, se puntualizó que los eventos deben ser al aire libre y que deben tener una duración máxima de 90 minutos. 

En cuanto a la capacidad de concurrencia, se permitirán dos acompañantes por egresado sin superar el máximo de 100 personas en total. Además, las escuelas deberán presentar un listado especifico de los concurrentes, entre los que no podrán participar personas de riesgo o con síntomas. Como medida de precaución se tomará la temperatura al ingresar y deberá haber felpudos sanitizantes, alcohol en los accesos y la presencia de dos a cinco auxiliares que garanticen la permanente higienización de los sectores comunes.  

Desde AIEPBA, relató el titular, a su vez están solicitando el regreso a clases para marzo, “dependiendo de la condición epidemiológica, de la llegada de la vacuna y apelando al cuidado de la población”, afirmó. “Tenemos que volver a la presencialidad, que ordenaría socialmente muchas cosas y también colaborando en lo que es la educación para que sigamos cuidándonos”, sostuvo. 

“La proyección para el año próximo está puesta en la vacuna, segundo en que los docentes, como personal esencial, sean vacunados, lo cual es muy valioso porque los estudios internacionales dicen que los niños tienen muy pocas posibilidades te contagio, por lo tanto si los adultos están vacunados eso sería muy beneficioso”, analizó Zurita.  

Por último, subrayó que los colegios privados fueron “uno de los sectores más afectados por la pandemia” como consecuencia de la situación económica de las familias. En esta línea, Zurita marcó dos situaciones, por un lado la falta de ingresos que padecieron muchas de los trabajadores, sobre todo los informales. Por otra parte, estudió que muchas familias, a pesar de tener ingresos, no están bancarizadas y ante el cierre de las administraciones no pudieron abonar las cuotas. “Ambas cuestiones realmente afectaron a nuestro sector”, concluyó.

Romina González Álvarez