Cómo se prepara el Hospital Evita de Lanús para realizar los test de coronavirus

Hospital Evita de Lanus

Ante la urgencia de diagnosticar con mayor celeridad los casos de coronavirus, la provincia de Buenos Aires decidió extender la red de laboratorios que podrán realizar el examen y uno de ellos es el Hospital Evita de Lanús. Frente a esta decisión, la directora asociada Sandra Álvarez detalló las condiciones en la que se encuentra el centro de salud, luego de cuatro años de desinversión en salud pública, y contó cómo “racionalizan” los recursos para que no haya desabastecimiento de productos de higiene.

En diálogo con DiarioConurbano.com, la trabajadora de la salud aclaró que “esto no va a estar a partir de mañana, sino que aún se necesita completar algunos reactivos que son necesarios para diagnosticar los casos de COVID-19, falta equipamiento y personal para poner en marcha” e indicó que “se van a agilizar los resultados” ya que hasta el momento el único centro que realizaba los testeos era el Malbran.

En tanto, analizó que “el tema va a ser el tiempo que tarda la logística entre que se toma la muestra hasta que llega al centro de salud, si se piensa en otras provincias, pero es positivo que se descentralice” y sostuvo que “todavía no hay una fecha” de arranque ya que aún quedan solucionar varios temas de la infraestructura del hospital.

“En el Evita, cuando asumimos, encontramos desmantelado el hospital, mucho de los pedidos que se hacen, estaban esperando hacía meses una respuesta. Encontramos una situación muy crítica, nunca ha estado tan desmantelado el Hospital en toda su historia. Nos encontramos con una situación de catástrofe, antes del coronavirus”, advirtió Álvarez.

En ese sentido, aseveró que esta situación se debe “al desfinanciamiento que hubo en la salud pública en los últimos cuatro años” de Gobierno de María Eugenia Vidal, pero también se debió a “la poca facultad de las autoridades para administrar lo poco que se tenía”.

En este contexto de emergencia sanitaria, la directora asociada del Evita detalló que al centro de salud “está acudiendo poca gente a la guardia” ya que “se está cumpliendo con la cuarentena y la gente está atenta a los síntomas que tienen que tener para acercarse”. “Tenemos todo preparado para atender a los pacientes que tengan sospecha de tener el virus y se está trabajando muy bien”, destacó la médica.

Asimismo, se refirió a la escases de recursos que existen sobre todo de barbijos, guantes y alcohol en gel; a lo cual, aclaró que el Evita “tiene los insumos suficientes por este momento pero se racionaliza su utilización”. “Nos gustaría tener más provisiones y creemos que esta semana van a traer más elementos, estamos con buena cantidad pero racionalizándolo muy bien”, manifestó la directora asociada.

No obstante, si alguien quiere colaborar lo peude hacer con camisolines impermeables y barbijos N-95, que son dos elementos de faltante. Se pueden acercar al hospital.