Colegios privados celebran que se vuelva a la presencialidad plena en Buenos Aires

Tras el anuncio del gobernador bonaerense Axel Kicillof de que volverá la presencialidad plena en los establecimientos educativos, desde la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires respaldaron la decisión, pero apuntaron a las dificultades económicas que atravesaron los colegios privados en pandemia y reclamaron una respuesta de Provincia.

“Desde AIPEBA y JUNET venimos desde hace mucho tiempo solicitando a las autoridades de la Provincia esta posibilidad de ampliar la burbuja y que sea la sala de los jardines de infantes una prioridad para que sea una presencialidad completa porque veíamos que toda avanzaba en el tema de otros rubros y no se le estaba dando la prioridad que necesitaba la educación”, aseveró Cecilia Rodríguez, miembro de la comisión directiva de AIPEBA, en diálogo con DiarioConurbano.com

Tras la sanción del Consejo Federal de Educación, la integrante de la organización subrayó que se espera las directivas de provincia para adecuar cada escuela. Provincia comunicó este lunes los siguientes cambios en el protocolo: el distanciamiento social dentro del aula pasará de 1,5 metros a 90 centímetros y en los casos excepcionales donde no se pueda cumplir con la distancia referencia, se debe respetar 1 metro cuadrado por persona.

Asimismo, en esas excepciones se realizará un testeo muestral con un procedimiento no invasivo y de resultado inmediato; todas las escuelas de gestión estatal tendrán el medidor de dióxido de carbono para mantener una adecuada ventilación.

Respecto a estos nuevos puntos en los protocolos, Rodríguez se refirió a la situación edilicia de los colegios privados, a lo cual, sostuvo: “En realidad a nivel infraestructura cada escuela tiene lo suyo. Nosotros siempre tuvimos esta disposición de poder adecuarnos a toda normativa”

“Las escuelas privadas siempre velaron por la presencialidad, con lo que es infraestructura, estuvimos adecuando las instalaciones, algunas instituciones podían más que otras; pero siempre se bregó por la presencialidad”, aseguró.

En esa línea, Rodríguez manifestó: “Estamos contentos que se nos haya escuchado y se avance en el tema. Se intenta entender, en una tercera ola, garantizar la presencialidad en la medida que se pueda. Siempre tratamos de sostener la presencialidad como algo necesario”.

En tanto, la integrante de AIEPBA advirtió sobre la crisis económica que atraviesan los colegios privados, tras un año de pandemia, y remarcó: “Los propietarios de escuelas tuvimos que contemplar la situación económica y ayudar a las familias para que pudieran ponerse al día, pudimos ir haciéndolo, pero todavía estamos sufriendo esa perdida en el sistema económico y mucho no se pudo recuperar la matricula”.

Además, Rodríguez aclaró que las medidas de Provincia como el REPRO “no fueron de ayuda” para los colegios privados ya que “las condiciones que solicitaban, no entraban para colegios privados y no fue de ayuda lo que brindó el Gobierno” y sentenció: “Lo que perdimos económicamente no nos alcanza para volver. Además, hubo un aumento de sueldo, y se va a plantear el aumento de matrícula”.