Desde Asociación de Colegios Privados de la Provincia de Buenos Aires (AIEPBA) advirtieron que si las clases no vuelven a la presencialidad para el 3 de mayo volverá a haber una baja de la matrícula en los colegios privados como ocurrió durante la 2020 e indicaron que este año un “un 15% menos en promedio”. Además, se mostraron en contra de la vuelta a la virtualidad.

“Cuando recibimos la noticia nos sorprendió muchísimo porque el mismo día todos los ministros de Educación se habían reunido en el Consejo Federal y se había dicho que la educación presencial era prioridad y se venía trabajando desde principio de año en un consenso de que la educación iba a ser esencial y prioritaria. Fue una noticia totalmente inesperada”, manifestó el titular de AIEPBA, Martín Zurita, en diálogo con DiarioConurbano.com.

En tanto, ratificó: “Nos oponemos a la suspensión de la presencialidad porque los colegios no son un lugar de contagio”. Replicó, al respecto, que “las estadísticas indicaron que esto no es un lugar de contagio, sino que cuando se comunicó esto se ha dicho que era el transporte público el lugar de contagio” y apuntó que “la educación es muy importante para dejarla limitada y muchos chicos van caminando a los colegios”.

Recordó, asimismo, que en el 2020 iniciaron junto a “otras 130 instituciones, organizaciones de la sociedad civil, una consigna que era ‘a las aulas’ y la premisa era la educación como prioridad y que la presencialidad sea la regla” e instó a que se lleve a cabo decisiones “focalizadas”. “Si hay un problema en algún municipio o en alguna escuela, fijarse, tratar de focalizar”, explicó.

Planteó, además, que “las escuelas ya están limitadas, no va la misma gente que ia antes, están las burbujas funcionando, en provincia de Buenos Aires van una semana sí y una semana no, se está limitando la presencialidad” y criticó que “tomar una medida así sin consenso, sorprendió mcuho”.

En ese sentido, Zurita advirtió que si la virtualidad “se perpetúa en el tiempo”, eso generará nuevas bajas en la matriculación de los colegios privados: “Espero que realmente sea hasta el 30 de abril, la mayoría de las escuelas piensa que puede perpetuarse, pero este es un golpe muy fuerte porque muchos colegios sobrevivieron apostando a la presencialidad este año”.

Alertó que “esto pone ante un riesgo serio a los colegios que no tienen ninguna asistencia económica porque antes estaban los ATP, pero ahora ni eso” y puntualizó que “la matriculación bajo un 15% promedio. En los maternales y jardines, si vuelven a la virtualidad, van a sacar a los chicos”.