Colectiveros advierten que “habrá peligro de mayores contagios” por la vuelta a clases

Tras las definiciones que deberá tomar el Gobierno provincial sobre el regreso a las clases presenciales a partir del 1 de marzo, desde la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) se mostraron alertas por el aumento de pasajeros que habrá y advirtieron que “es un tema preocupante porque habrá peligro de mayores contagios”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el vocal de la UTA y dirigente gremial en zona sur, Daniel Oujian, subrayó que aún no saben si desde el Ministerio de Transporte  sacará “una nueva resolución” que aumente el número de pasajeros parados en los medios de transporte, que en la actualidad son diez, pero que lo consideran como “un problema”.

“Deberían darle un permiso de esencialidad a los chicos para que vayan al colegio, y las empresas cumplir con los protocolos”, aseveró el gremialista y solicitó que “se programen los cierres de las escuelas en distintos horarios” para que no sea el regreso “una locura como antes de la pandemia”.

En cuanto a los protocolos, indicó que continúan con “la anulación de los asientos cruzados y mantener la distancia de un metro y medio entre chofer y los pasajeros”, además de los diez pasajeros que pueden viajar parados aunque  “algunas empresas exigen  a los choferes que suban más usuarios”.

“Hace más de seis meses que no hay controles estrictos, esto forma parte de la suma de los casos porque el transporte es uno de los focos de mayor contagio y no está ocurriendo la exclusividad de esenciales”, planteó Oujian.

El vocal de UTA solicitó mayor rigurosidad “en los controles de la desinfección de las unidades” porque “algunas empresas no han suministrado elementos básicos de desinfección” y fue “mermando el protocolo en vigencia” debido a que “la sociedad ha abandonado los cuidados”.

Sobre la cantidad de unidades disponibles, Oujian remarcó que “no son suficientes”  porque antes de la pandemia “no tenían la cantidad para cubrir los nuevos recorridos por la creación de nuevos barrios y la secretaria de transporte no da nuevas unidades”.

“Las empresas tuvieron que licenciar a muchos choferes por ser pacientes de riesgo, tienen un 30 por ciento menos de personal y la misma cantidad de coches que en el año 2000”, puntualizó.

Por Santiago Gorostiaga