Clubes de barrios advierten que enfrentan “una crisis insostenible” por el aislamiento obligatorio

Los clubes de barrios manifestaron su preocupación por la situación que genera la suspensión de actividades tras la emergencia nacional provocada por la pandemia del coronavirus y advirtieron que “esta situación va a generar una crisis insostenible para nuestras instituciones, ya que ninguna de ellas recibe subsidios o beneficios extra más allá de lo que representa la cuota social y los cánones deportivos de cada actividad”.

Desde la Federación de Clubes y Entidades Afines del Sur (FECEAS), que nuclea a unos 50 clubes de zona sur enviaron una carta a las autoridades del Gobierno nacional y provincial informando que “la situación ha provocado graves problemas para asegurar la continuidad del funcionamiento de los clubes”.

“Nosotros tenemos Escuelita de tenis, de fútbol, la pileta, hockey, y cada profesor nos paga un canon por los alumnos que tiene. Pero al estar cerrado el club nadie trabaja, entonces nadie paga. Los clubes no recibimos ningún tipo de ingreso y tenemos que tratar de existir para poder pagar las cargas sociales, los sueldos, los servicios”, sostuvo Raúl Melzi, presidente de FECEAS.

La federación que nuclea a los clubes de zona sur se creó a partir de la necesidad que surgió con el aumento de tarifas hace unos años atrás. “Esta situación es quizás más grave que el aumento de las tarifas porque ahora sí que no nos entra un peso y las cosas las tenemos que pagar igual, esa es la mayor preocupación”, explicó Melzi, en diálogo con DiarioConurbno.com

Por este motivo, desde FECEAS enviaron una carta al Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación. “La federación de clubes de barrios fuimos atendidos a través de viodellamada por la secretaria de Deportes Inés Arrondo. Le planteamos nuestra situación, y se comprometió a elevar nuestro pedido a los funcionarios correspondientes”, señaló Melzi.

Por otro lado, aseveró que los temas que son de suma urgencia para los clubes tienen que ver con “el pago de salarios, la postergación de todos los vencimientos hasta que se pueda pagar, algo similar a lo que salió para los alquileres, la seguridad porque al estar cerrado los clubes, estamos preocupados por si alguien ingresa al lugar”.

“Queremos que nos incluyan, están hablando de medidas para pymes, pero de clubes no se habla nada. Las entidades sin fines de lucro no pueden tomar crédito porque ningún banco nos da un crédito, entonces, nos obliga a la quiebra”, remarcó.

Por último, el presidente de FECEAS, puntualizó que otras de las complicaciones que se presenta para los clubes es que, la extensión del cierre se postergue hasta el inicio de las clases.

“Si las clases no empiezan nosotros no podemos abrir el club porque cuando los padres van a trabajar dejan a los chicos en el club y nosotros tenemos que hacernos responsables y cuidar a una cantidad de chicos, para lo que no estamos preparados. Una cosa es que vengan en el horario de alguna actividad, cuando están los profes, pero los profesores no están todos los días. Frente a ese riesgo de ser nosotros los agentes de contagio, no podemos abrir hasta el inicio de las clases”, sentenció.

Por Mabel Cáceres