Un geriátrico clandestino que alojaba a 15 adultos mayores en el partido bonaerense de Quilmes, el sur del conurbano, fue clausurado tras ser descubierto por denuncias por malos tratos a los residentes, informaron hoy fuentes policiales y comunales.

El allanamiento y la clausura fue realizado por efectivos de la Policía bonaerense e inspectores del municipio, quienes concurrieron ayer a una vivienda particular ubicada en calle La Guarda al 600 que de forma solapada funcionaba como geriátrico.

Al ingresar, los funcionarios encontraron a 15 adultos mayores en malas condiciones de higiene.

Además, constataron la falta de cumplimiento de medidas de seguridad e higiene, alimentos en mal estado y medicamentos vencidos, y corroboraron que el lugar no estaba habilitado.

Fuentes de la investigación informaron que el procedimiento fue dispuesto por la fiscal Mariana Curra Zamaniego, a cargo de la UFI 6 del Departamento Judicial de Quilmes, en el marco de denuncia por “abandono de persona” y abuso a los ancianos.

La fiscalía solicitó a través de la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad de Quilmes la intervención de la Agencia de

Desde la comuna se contactaron con los familiares de algunas de las personas alojadas en el lugar para informar sobre la clausura del establecimiento y la necesidad de derivar a los adultos mayores, aunque otros no pudieron ser ubicados y por eso esta mañana volvió SAME Provincia para continuar con el operativo.

Uno de los alojados que no tenía familiares con quien poder comunicarse fue trasladado -previa consulta médica e hisopado- al Hogar Municipal Ave Fénix de la Agencia de servicios de atención a la tercera edad, en Quilmes Oeste, informaron las fuentes.