Cientos de fieles celebraron San Cayetano en Burzaco

La parroquia santuario San Cayetano de esta ciudad y las doce capillas de la diócesis de Lomas de Zamora que están bajo esta advocación celebraron este miércoles el día del patrono de la paz, el pan y el trabajo. En la parroquia santuario ubicada en Sempere 1370, Burzaco, el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió por la tarde la misa central.

Las festividades se desarrollan al mismo tiempo que una reliquia del santo está recorriendo las respectivas comunidades.

Durante la jornada, la única parroquia de la diócesis con el nombre del santo abrió sus puertas a las 00 y ofició nueve misas en todas las horas pares desde las 6 de la mañana para que los feligreses pudiesen acercarse para agradecer o pedir por pan y/o trabajo.

En diálogo con la prensa, el obispo Lugones destacó a la gran cantidad de feligreses que esperó desde la noche de este martes en la puerta de la parroquia para “honrar a San Cayetano y pedir por paz, pan, trabajo, que es lo que hace falta hoy; salud para la familia y tantas otras gracias que necesita nuestro pueblo en estos momentos de dificultad y de falta de trabajo”.

En esa línea, el prelado lamentó la “tristeza” que también se reflejó en varios de los presentes: “Vemos gente muy agobiada y ante eso intentamos dar ánimo, esperanza y pedir la bendición de Dios para lograr aliento y seguir andando”, expresó.

“La gente está muy caída, incluso hay muchos que no pueden llegar porque no pueden pagar el colectivo y van a la capilla de su barrio en lugar de venir al santuario”, indicó Lugones sobre los factores que dificultaron la visita de varios creyentes este año en una jornada en la que además destacó la gran cantidad de “jóvenes sin ilusión” que también recibieron.

“Esto es lo que hoy tenemos que acompañar, animar, sostener y ocuparnos”, sostuvo el obispo de la diócesis de Lomas de Zamora.

Por su parte, el obispo auxiliar, monseñor Jorge Torres Carbonell, encabezó una ceremonia en la capilla San Cayetano de Ezeiza (Tuyucué y Ramos Mejía) y por la tarde, en la capilla de Amberes 640, Banfield Oeste, que depende de la parroquia Nuestra Señora de Itatí y además celebrará el 40º aniversario de su creación.

El pasado martes monseñor Torres Carbonell estuvo en la capilla San Cayetano de Budge (Quesada, entre Campoamor y Guaminí), donde presidió la misa que tuvo la exposición de una reliquia del santo, un pequeño ornamento que en vida usó San Cayetano.