Cerca de mil evacuados en Lomas, Lanús y Echeverría y el clima tarda en mejorar

Una situación preocupante se vive en Lomas de Zamora, Lanús y Esteban Echeverría como consecuencia de la sudestada y persistentes lluvias que han golpeado desde el sábado por la noche al Gran Buenos Aires. En estos distritos la cantidad de personas evacuadas es cercana a las mil.

El Gobierno nacional informó que en toda la provincia de Buenos Aires se encuentran afectados 19 municipios con un total de 5.203 evacuados.

La preocupación crece porque si bien la sudestada ha cesado en su intensidad, todavía se mantienen algunas lluvias aisladas y el cielo cubierto.   

En tanto, distintas agrupaciones políticas y sociales han comenzado a recibir donaciones para los evacuados y aquellas personas que se han quedado en su casas pero que resultaron afectadas por las lluvias.

El director de Defensa Civil de Lomas de Zamora, Christian Green, informó que en Lomas el número de evacuados alcanza a 300. “Hay más de 200 personas en el Parque Municipal y poco más de 80 en el sede del Programa Envión, en el barrio Nueva Esperanza”, detalló el funcionario.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Green señaló que los barrios más afectados fueron Nueva Esperanza, Ingeniero Budge, y Villa Lamadrid. “Son los barrios más cercanos a la desembocadura del arroyo del rey en el Riachuelo. Con la sudestada se complicó la circulación en el arroyo que terminó desbordando en algunos sectores”, explicó.

Tras señalar que el Municipio de Lomas de Zamora no está pidiendo donaciones para los evacuados porque cuenta con reservas en el área de Desarrollo Social, dijo que en los operativos de asistencia a los afectados por las inundaciones han trabajado todas las áreas de la comuna, los Bomberos Voluntarios y la Cruz Roja.

El director de Defensa Civil lomense agregó que “se gestionó ante el Gobierno provincial una cocina de campaña para preparar la comida para los evacuados”.

Con respecto a las próximas horas, recordó que “está previsto un mejoramiento temporario, es decir que tendremos lluvias leves espaciadas en el tiempo”. En esta línea, consideró que “la calle para que se empiece a solucionar todo es que baje el nivel del Riachuelo. Igualmente, hay zonas como el barrio Nueva Esperanza en donde el agua va a tardar unos días en bajar del todo”.

Isabel Vázquez, referente de las Madres contra el Paco y vecina de Villa Lamadrid graficó la situación que se vive en ese barrio. “El agua quedó estancada y toda Lamadrid está bajo agua. La mayoría no quiere dejar su casa”, relató.  

En diálogo con Aire Nativo que emite por radio eLe FM 93.30, consideró que en las inundaciones “la naturaleza tiene mucho que ver, pero también es responsable el municipio” Y agregó: “cuando pase esto vamos a tener que sentarnos a charlar y ver qué hacemos con el tema de la basura y  el tema de obras no terminadas. Lamentablemente tiene que pasar esto para que nos juntemos a consensuar las cosas”.

“Quiero que dialoguemos y busquemos la solución. Desde los vecinos, que tiramos la basura en cualquier lado; los que la recogen, que no cumplen con su tarea; y también los funcionarios. Tenemos que discutir políticas públicas”, enfatizó Isabel Vázquez.

En tanto, Rodrigo Romero, que vive a dos cuadras de la desembocadura del arroyo del Rey, en Ingeniero Budge, explicó que “el agua está bajando, saliendo de las casas”, aunque señaló que ese curso de agua aún sigue desbordado.

El hombre reclamó que “una vez que termine de bajar el agua, Municipalidad tiene que venir a hacer un operativo sanitario, de vacunación, porque el agua que inundó el barrio era del arroyo y estaba contaminada”.

Romero hizo hincapié en hacer una campaña para “concientizar a los vecinos”. Y agregó: “hay que insistir que la gente no sólo no tire basura sino que sea cuidadosa del arroyo. En estos días tuvimos que evitar que los pibes del barrio se tiraran al arroyo como un juego con el peligro que eso implica”.

Por su parte, el Municipio de Lanús informó que fueron trasladadas a dos centros de evacuados algo más de 100 personas. En tanto, otras 250 se autoevacuaron a casas de familiares.

“Las zonas más afectadas fueron Valentín Alsina, Villa Caraza y Villa Jardín, que son linderas con el Riachuelo”, explicó el director de Defensa Civil de Lanús, Rodrigo Patiño, en contacto con este portal.

El funcionario desmintió que se haya desbordado el Riachuelo. Si bien dijo que duplicó su caudal, aclaró que “el nivel está descendiendo”.

“El agua buscaba salir y terminó haciéndolo por los caños. Eso provocó el anegamiento de calles”, detalló. En tanto, consideró que a lo largo de este martes la situación estará normalizada la situación en el distrito, con el retorno de los evacuados a sus hogares.

Por su parte, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación informó que en Esteban Echeverría se registraron 300 evacuados. En tanto, en Almirante Brown, se anegaron varias zonas no hubo evacuados, informaron desde el municipio.